La salud al límite

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp


El hospital de los que veranean en la costa, sin camas en plena temporada

El Hospital Regional de Mar del Plata recibe pacientes de al menos dieciséis distritos de la Quinta Sección, entre ellos, Necochea, Pinamar y Villa Gesell.
En plena temporada, fuentes cercanas al Hospital Interzonal General de Agudos (H.I.G.A.) Doctor Oscar Alende de Mar del Plata, le confirmaron a Infobae que la capacidad "está al límite". Esta semana a varios de los pacientes que se acercaron hasta el centro de salud ubicado en calle Juan B. Justo al 670o, les dijeron "que no podían atenderlos" porque "no hay camas" y en plena temporada.
 
El H.I.G.A., también conocido como Hospital Regional, fue construido durante las presidencias de Juan Domingo Perón e inaugurado diciembre del año 1961. El nosocomio, pensado entonces para una ciudad de 150 mil habitantes y la zona, actualmente responde a la demanda de 750 mil personas que viven en la ciudad balnearia y sus alrededores, aunque con menos camas operativas de las que tenía cuando se creó.
 
La situación se ve agravada además por la fuerte inyección del turismo durante el verano, el que incremente considerablemente la cantidad de gente en las distintas plazas balnearias. El Regional de Mar del Plata es el hospital público más grande en la zona y recibe pacientes de al menos dieciséis distritos de la Quinta Sección bonaerense, entre ellos, Necochea, Pinamar y Villa Gesell.
 
 
El fin de semana pasado Sergio tuvo un accidente doméstico, que aunque no revistió gravedad, el enfermero del servicio privado que se acercó hasta su casa le dijo ameritaba que le hicieran una placa. En ese momento su mujer, Claudia, pidió llevarlo en la ambulancia a hacerse los estudios, pero la respuesta fue exactamente la misma que muchos otros recibieron en los últimos días: "no podemos".
 
"Dicen que tienen la orden de no llevar a nadie que no sea de extrema gravedad o que corra riesgo de vida porque las camas están todas llenas", le explicó Enrique, hijo de la pareja, a Infobae y agregó: "Dijeron que ninguna clínica privada lo iba a aceptar y que en todo caso había que llevarlo al Interzonal, que es el único lugar público, pero que ahí en realidad tampoco había camas".
 
Una fuente cercana al hospital marplatense le confirmó a Infobae la situación, al tiempo que refirió que en parte la superpoblación en el nosocomio, que depende del gobierno provincial al igual que el Materno Infantil, se debe a que ambos son "establecimientos de alta complejidad" que actualmente se encuentran "atendiendo consultas de atención primaria", para las que deberían haber surgido en todos estos años otras alternativas desde el municipio.
 
Cuando Daniel Scioli era el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires se apostó a la implementación de las UPA (Unidades de Pronta Atención), salas que estaban destinadas a asistir a personas en situaciones leves e intermedias. Sin embargo la misma fuente admite que si bien pudieron haber ayudado en algo, la realidad es que "la gente no las elige" y no alcanzan a revertir el problema que hoy se vive en los hospitales, principalmente en el H.I.G.A. que aglutina el 75% de la demanda.
 
 
El panorama además de agudizarse durante la temporada de verano, como también en los picos del invierno a partir de las patologías típicas de esas fechas, empeora ya que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) se encuentra remodelando en Mar del Plata -la ciudad argentina con más adultos mayores- el ex sanatorio EMHSA. Si bien el establecimiento está en pleno proceso de reapertura, lo que ayudaría a palear la problemática, por el momento gran parte de ese grupo etario también se vuelca a los servicios de salud públicos y empeorara una situación ya compleja.
 
En diálogo con Infobae, Alejandro Ferro, ex secretario de Salud de la Municipalidad de General Pueyrredón, hasta hace unos días concejal por Acción Marplatense y que desde diciembre pasado es parte del equipo de médicos del H.I.G.A. , refirió que "el sistema público de la ciudad no está bien ahora, pero no estuvo bien nunca", alejando la problemática de cualquier análisis partidario de la cuestión.
 
Según desarrolla el sistema de salud público, a diferencia de por ejemplo el educativo en Mar del Plata, "nunca creció acorde a lo que la ciudad necesita". "En los últimos años de parte del gobierno kirchnerista lamentablemente no hubo una inversión en el hospital y ahora esta gestión lo está arreglando, pero lo que falta son nuevas infraestructuras", expuso, subrayando la necesidad de un Hospital Municipal.
 
"En la gestión mía nos dimos cuenta de esto y decidimos hacer nuevos centros de salud, creamos por ejemplo el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA), que es una obra creada en 2008 y es un centro modelo nacional. Ahí pusimos resonador, tomógrafos, se hacen endoscopias para que el paciente no se vaya corriendo al hospital", explicó sobre el edificio que funciona en Juan B. Justo y San Juan de la ciudad balneria, pero cabe destacar, no es apto para internación.
 
 
"La gobernadora creo que está trabajando bien, se ha metido detrás del fondo del conurbano y lo consiguió, yo trabajé un año para que Mar del Plata sea incorporada al fondo", deja saber Ferro que expone: "Somos la ciudad con más desocupación de la Provincia y la segunda con más asentamientos después de La Matanza, por lo que deberíamos estar en cualquier fondo".
 
Además sumó que  esta situación se ve agravada "por la fragmentación" y la falta de "un sistema de salud conjunto". "Está dividido entre Nación, Provincia y el municipio, en lugar de compartir las fortalezas comparten la pobreza", graficó. El médico infectólogo, apenas dejó la Secretaría de Salud y asumió su banca , presentó ante la gestión del actual intendente Carlos Fernando Arroyo un proyecto exponiendo la necesidad de un Hospital Municipal en Mar del Plata, iniciativa que nunca tuvo una respuesta.
 
Actualmente, en plena temporada de verano, con un turismo que sólo en la primera quincena trajo 652.000 veraneantes a "La Feliz", la ciudad hoy cuenta con el hospital público más preparado de la zona al límite, por lo que cualquier imprevisto durante el período estival podría terminar poniendo a prueba la capacidad de respuesta, de una infraestructura colapsada.
 
Desde la Provincia se invierte, pero no se alcanza a responder a la demanda
 
Desde el gobierno bonaerense se comunicaron con Infobae para destacar que a pesar de esta situación, se están realizando trabajos en el hospital Alende. En esa línea quisieron remarcar que como parte del Plan Integral de Guardias, fueron remodeladas instalaciones con una inversión de más de 19 millones de pesos, donde se realizó la puesta en valor del servicio de recepción y asistencia de los pacientes, como también se efectuaron obras de ampliación y reequipamiento.
 
Se reacondicionó además un sector del segundo piso, que se encontraba en desuso y a partir de las tareas realizadas se instalará una terapia intermedia con 30 camas, con una inversión de 28 millones de pesos. Se amplió además la capacidad de la terapia intensiva al llevarla a 17 camas y a partir de esta gestión, se cuenta con 6 quirófanos totalmente equipados a nuevo.
 
Por otra parte se está trabajando en la ejecución de consultorios externos, con una inversión aproximada a los 58 millones de pesos, se concluyó un consultorio para la atención de crisis de adicciones y se duplicó el personal. Además, se invirtieron 31 millones de pesos en unidades funcionales para residentes.
Fuente: infobae.com 17/1/2018
Su voto: Nada Promedio: 1 (un voto)