La OMS sugiere vacunarse contra la fiebre amarilla para viajar a Brasil

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

El mosquito aedes aegypti es el portador de la enfermedad viral que puede ser mortal.
 
En lo que va de 2018, las autoridades brasileñas confirmaron 20 muertes por esta enfermedad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a quienes van a viajar a destinos turísticos de Brasil, incluido el populoso estado de San Pablo, vacunarse al menos con diez días de antelación contra la fiebre amarilla. En lo que va de 2018, las autoridades brasileñas confirmaron 20 muertes por esta enfermedad. "Brasil está viviendo un aumento de la actividad de la fiebre amarilla desde diciembre de 2016", señaló el organismo internacional en un comunicado.
 
La fiebre amarilla se trata de una enfermedad viral transmitida por el mosquito aedes aegypti (conocido también por ser portador del virus 
del dengue) que puede ser mortal. Los síntomas características que puede causar son: coloración amarilla en la piel, fiebre, dolor de cabeza y vómitos, entre otros.
 
En lo que va de 2018, las autoridades brasileñas confirmaron once muertes por esta enfermedad en el estado de Minas Gerais, cuatro en el de San Pablo, tres en el de Río de Janeiro -donde ya hubo al menos 34 muertes desde enero de 2017-, una en el de Bahía y otra más en el distrito federal de Brasilia.
Debido a las largas colas en los centros médicos, el Ministerio de Salud brasileño anunció el envío de un millón de vacunas adicionales a ese estado, con la expectativa de que se puedan vacunar 7,3 millones de personas en 53 municipios.
 
Las autoridades brasileñas tienen pensado habilitar controles sanitarios en los pasos fronterizos con el propósito de comprobar la inmunización de las personas. Por ahora, los casos de infecciones se produjeron en localidades del interior, según consignó la agencia Noticias Argentinas.
 
Para prevenir la proliferación de la enfermedad, deben vacunarse todas las personas de uno a 60 años que vivan, transiten o viajen a lugares de alto riesgo, como la zona de Río de Janeiro, Minas Gerias, San Pablo, Bahía y Espírito Santo, en Brasil; las zonas selváticas de Bolivia y Paraguay, y Misiones o Corrientes, en la Argentina.
 
Por otro lado, no se pueden vacunar por los riesgos que conlleva a embarazadas; mujeres en lactancia materna; menores de 12 meses; mayores de 60 años y los inmunosuprimidos.
 
La Organización Mundial de la Salud recordó además que aquellas personas que se hayan inmunizado hace diez años, no necesitan colocarse la vacuna en esta oportunidad.
 
Fuente: perfil.com18/1/2018
Su voto: Nada