Mitos y verdades sobre la donaci贸n de sangre

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

Hoy es el Día Mundial del Donante de Sangre; por qué es importante sumarse y cuáles son los requisitos; el panorama en la región.
 
Hoy es el Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra con el objetivo de concientizar sobre la necesidad de donar sangre con regularidad. La tasa de donación en la Argentina es de 24,36 por cada 1000 habitantes. En América Latina, el porcentaje de donantes voluntarios de sangre ha crecido entre 2013 y 2015, al pasar del 38,53% al 44,17%, pero aún se está a menos de la mitad del camino que busca alcanzar el 100% recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que permitiría garantizar un suministro de sangre suficiente y seguro para transfusiones.
 
 
Al momento de decidir si convertirse en donante, es importante informarse bien. Estos son algunos mitos y verdades sobre la donación de sangre:
 
Si dono sangre ¿me voy a sentir mal? Sólo se extrae una unidad de sangre, que se remplaza en cuestión de horas, lo que no afectará a las actividades que realices en el día.
 
Mi grupo sanguíneo es muy común ¿no es necesario que done? Si tu grupo sanguíneo es frecuente también es muy común para la mayoría de la población, por lo tanto es la que más se necesita.
 
¿Corro riesgos de contagiarme alguna enfermedad? Las bolsas de extracción son estériles y el procedimiento se realiza bajo estrictas normas de asepsia. Podés donar en todos los bancos de sangre y en ninguno te contagiarás enfermedades.
 
Tengo bajo peso ¿puedo donar? El mínimo de peso apto para donar es 50 kg.
 
¿Soy muy joven/viejo para donar? El intervalo de edades para la donación es muy amplio, se encuentra entre los 18 y los 65 años.
 
Este año ya doné, ¿puedo volver a hacerlo? Los hombres pueden donar hasta cuatro veces por año y las mujeres hasta tres veces por año.
 
Tengo tatuajes, ¿puedo donar? Si tenés tatuajes o alguna perforación en el cuerpo podés donar después de un año de habértelos hecho.
 
¿El proceso de extracción es doloroso? No es doloroso y además es rápido. La extracción se hace a través de una pequeña punción de la piel y con una aguja se llega a la vena. El procedimiento no difiere de una extracción común, solo que en lugar de jeringa, se recolecta en la bolsa.
 
¿La sangre se necesita sólo para emergencias? Mucha gente pienso eso, por eso se reservapor si alguien de la familia lo necesita. Si alguien de tu familia necesita sangre con urgencia, tu donación llegará tarde. Necesitará contar con sangre lista y disponible ante una emergencia.
 
Más notas para entender este tema
Un jubilado de Ensenada será premiado por donar sangre cien veces
 
(Fuente: Fundación Swiss Medical)
 
 
Cómo es el panorama en la región
 
Menos de la mitad de los donantes de sangre son voluntarios en América Latina y el Caribe, según un informe publicado esta semana por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
El documento, titulado "Suministro de sangre para transfusiones en los países de Latinoamérica y del Caribe", resalta que el Caribe cuenta con un mayor porcentaje de donantes voluntarios (54,89%) que el resto de América Latina (43,28%), así como con un mayor número de personas que donan sangre habitualmente. El 71,7% de las donaciones voluntarias en 2015 en los países del Caribe se obtuvo de personas que donaron sangre o componentes sanguíneos por lo menos dos veces en el año.
 
El relevamiento incluye datos de 36 países de la región. Del total, sólo dos de América Latina y ocho del Caribe consiguieron que todas sus donaciones de sangre sean de donantes voluntarios (no remunerados). Se trata de Cuba y Nicaragua, y de Aruba, Bermuda, Curazao, Guadalupe, Guyana, Islas Caimán, Martinica y Surinam.
 
En diálogo con LA NACION, María Dolores Pérez-Rosales, asesora en Servicios de Sangre y Trasplantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explicó: "Muchas personas todavía no reconocen la importancia de la donación de sangre voluntaria habitual y su potencial de salvar vidas".
 
"Todos en algún momento de nuestras vidas podemos necesitar una transfusión de sangre, y la única manera de obtenerla es a través de una persona que la ha donado sin presiones y sin requerir nada a cambio", señaló la especialista. Y añadió: "Es importante que la sociedad incorpore que esa sangre no se puede producir en un laboratorio, solo la podemos obtener si alguien nos la dona. Y las donaciones más seguras son las que vienen de donantes voluntarios y no remunerados".
 
El caso de la Argentina
 
"Argentina muestra un avance sostenido en los últimos años en el porcentaje de donaciones voluntarias de sangre, que pasaron del 27,23% en 2010 a 45,66% en 2015. Este aumento trasluce el esfuerzo de las autoridades del país y otras organizaciones por concientizar a la población, la cual se ha comprometido más con la donación", señaló Pérez-Rosales. "Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer para alcanzar el 100% de donaciones voluntarias no remuneradas para 2019, como plantea la meta regional establecida en la OPS", añadió.
 
"La tasa de donación en Argentina es de 24,36 donaciones por cada 1000 habitantes, lo que sitúa al país en la media de los países con ingresos medianos-altos. Según la información disponible más reciente (año 2015), Argentina colecta 1.026.845 unidades de sangre por año, de las cuales el 45.66% provienen de donantes voluntarios no remunerados de sangre, y el 54.34% provienen de donantes de reposición/familiares", detalló la especialista.
 
"Asimismo, alrededor del 60% de los donantes voluntarios de sangre en Argentina son donantes de repetición o habituales (realizan al menos 2 donaciones en un periodo de 12 meses), que es el grupo de donantes más seguros", agregó.
 
Sobre el pago para los donantes, la funcionaria resaltó: "La OPS/OMS no recomienda este tipo de donaciones. Que se pague por donaciones de sangre y componentes sanguíneos no sólo atenta contra la idea de que las personas tomen conciencia de que debe ser un acto altruista, sino que también amenaza a la seguridad sanguínea. Las donaciones remuneradas presentan una mayor prevalencia no solo a VIH sino también a otras enfermedades que se pueden transmitir por transfusión como son Hepatitis B, Hepatitis C, Enfermedad de Chagas, Sífilis, entre otras".
 
En la Argentina la donación remunerada está prohibida de acuerdo al Capítulo XV de la Ley N° 22.990, conocida como la Ley Nacional de Sangre..
 
El perfil de los donantes
 
Del total de donantes en 2015, tanto en América Latina como en el Caribe, alrededor del 62% fueron hombres y el 38% mujeres. Según información presentada por 12 países del Caribe, la mayoría de los donantes (48%) tienen entre 24 y 44 años, mientras que en Latinoamérica, según datos de seis países, el mayor número de quienes donan sangre (43%) tienen entre 18 y 24 años.
 
En comparación con 2011, donde sólo seis países estaban en condiciones de estimar sus necesidades de sangre a nivel nacional, los datos del reporte muestran que ahora hay 14 países que conocen sus necesidades de sangre, algo que facilita la planificación de las colectas.
 
Fuente: lanacion.com.ar 
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra p煤blicamente.