Polémica por una cátedra sobre el aborto: mandan 10 mil mails para impedirla

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

La campaña es contra la materia que dictará la Universidad de Rosario desde agosto, y que ya tiene el aval de sectores académicos, médicos y gremiales.
La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) dictará a partir de agosto una cátedra optativa para abordar la problemática del aborto. Será la primera asignatura específica sobre esta temática del país dentro de una currícula universitaria. La iniciativa tiene amplia aceptación en el ámbito académico, pero muchos detractores en la calle. Más de diez mil correos electrónicos llegaron en pocos días a la casilla del decano para pedir que se dé marcha atrás con el proyecto. "Ni 150 mil mails van a avasallar la autonomía universitaria", aclararon las autoridades de la facultad.
 
La cátedra se llama "El aborto como problema de salud" y empezará a formar parte en el segundo semestre del año del abanico de 50 asignaturas optativas que la facultad ofrece a los alumnos para cubrir el cupo de 300 horas electivas requerido en su formación de grado. Fue aprobada por unanimidad por el Concejo Directivo a principio de mayo tras más de un año de reflexión y debate.
 
La difusión del nuevo espacio académico generó, como era de esperar, una catarata de reacciones. Los apoyos de gremios, profesionales y organizaciones nacionales e internacionales no tardaron en llegar. Pero al mismo tiempo se gestó una campaña de correos electrónicos en contra de la cátedra. Llegaron más de 10 mil mails en un lapso de 15 días.
 
Sorprendido por esta lluvia de rechazos, el decano Ricardo Nidd aclaró que ninguna campaña va a poder "torcer la autonomía de la universidad". Explicó que en la actualidad el tema ya se aborda a través de diferentes cátedras, como tocoginecología, bioética o medicina preventiva y que a partir de agosto va a existir un "espacio propio" para trabajar la problemática "con mayor profundidad".
 
 
"La Facultad está tomando académicamente un tema que es cosa juzgada en otros ámbitos. En Santa Fe hay un protocolo de aplicación y en los hospitales públicos se practica la interrupción legal del embarazo en determinadas circunstancias. No debería entonces sorprender tanto que la universidad lo asuma desde una mirada académica" planteó Nidd a radio LT8.
 
A juicio del decano, la problemática se habla "mucho desde el prejuicio" y poco desde el "conocimiento científico". Contó que en ningún correo se pedía el plan de estudio o se preguntaba por los contenidos, la carga horario, los profesionales a cargo y el desarrollo teórico de la materia.
 
“Da la sensación de que aparece la palabra aborto y no se tiene que hablar del tema. Desde ese lugar están planteando el debate y la verdad que es una pena”, se quejó el decano, quien insistió en que se trata de una práctica que bajo ciertas condiciones es legal. “Es fundamental reconocer que se está frente a un problema de salud pública, con impacto sanitario, dimensión ética, dimensión social y epidemiológica”, agregó.
 
Ya se sabe que la cátedra tendrá siete médicas generalistas y un enfermero al frente del aula para trabajar con el primer grupo de personas inscriptas. “No hay vuelta atrás, la asignatura para nosotros ya es cosa juzgada”, sentenció Nidd.
 
Fuente: clarin.com 22/5/2017
Su voto: Nada