Para la ministra Ortiz el sistema de salud pública de Tandil es un “ejemplo en la provincia”

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Ayer en horas de la tarde se realizó la apertura formal del Primer Congreso Provincial de Salud Mental y Adicciones en el Centro Cultural Universitario con la presencia de la ministra de Salud de la Provincia Zulma Ortiz, el titular de la Sedronar Roberto Moro, y el intendente Miguel Lunghi.
 
También presidieron la inauguración el presidente del Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia, Matías Lanusse, el director nacional de Salud Mental André Blake y el subsecretario de determinantes sociales de la salud y enfermedad física, mental y de adicciones de la Provincia Raúl Pitarque, además del director de Salud Mental comunal Luciano Grasso.
El congreso cuenta con más de 1.600 inscriptos, que hasta el sábado participarán de charlas y disertaciones de reconocidos especialistas en la materia. También se presentarán trabajos elaborados por los propios participantes, que serán evaluados por un comité creado para la ocasión.
 
En la apertura, el intendente Miguel Lunghi expuso que “la segmentación y la fragmentación de los sistemas de salud y los procesos de mercantilización han contribuido históricamente a ampliar una brecha en la que siempre han perdido los más desfavorecidos”, y sostuvo que en nuestro país “ha prevalecido históricamente la existencia de sistemas fragmentados que dividen recursos y esfuerzos dificultando la accesibilidad a los servicios de salud y no pudiendo comprender a las personas integralmente”.
 
“Debemos tener en cuenta esta complejidad a la hora de planificar políticas públicas para intentar construir colectivamente una nueva manera de producir salud”, enfatizó.
 
Y consideró que lo más importante debería ser “no la burocracia, ni los edificios, ni las grandes tecnologías, ni mucho menos los números y las ganancias, sino la responsabilidad inalienable de garantizar el derecho a la salud”.
 
Restructuración
 
Evaluó oportuno avanzar hacia “una reestructuración integral que privilegie la salud por sobre la enfermedad y su promoción por sobre la asistencia y el trabajo en territorio por sobre la alta complejidad”.
 
“Para ello hay que concentrar los esfuerzos en primer nivel de atención, buscando modificar la distribución de recursos hacia los municipios, y privilegiando la prevención”, manifestó.
 
Y enfatizó la necesidad de establecer la obligatoriedad de que todos los médicos egresados de las universidades públicas cumplan tareas en el sistema de salud público durante cuatro años y además consideró fundamental la existencia de una legislación nacional que regule las especialidades que se dictan en las carreras de salud en general, y en medicina en particular en las universidades públicas de acuerdo a la demanda y necesidades definidas a nivel nacional.
 
Orgullosos
 
Destacó el orgullo por el Sistema Integrado de Salud Pública y sostuvo que “no es casual que Tandil tenga uno de los mejores indicadores de la provincia de Buenos Aires en relación a la morbimortalidad”.
 
“Desde hace varios años en nuestro distrito la mortalidad materna es cero, también la infantil es de las más bajas de la provincia, y la esperanza de vida al nacer es de las más altas del país”, resaltó.
 
Y sostuvo que “en mujeres en Argentina la esperanza de vida es de 79,8, mientras que en Tandil es de 81, 5” y agregó con humor que “están todas las damas invitadas a vivir en Tandil”.
 
Y continuó con gracia: “En los varones la esperanza de vida por el maltrato que nos dan a nivel nacional es de 71,9 y en Tandil de 74,2”.
 
“Otro de nuestros orgullos es el área de salud mental, en los últimos años se han implementado y planificado en el ámbito municipal políticas públicas de salud mental en el marco del paradigma de la salud mental comunitaria y con perspectiva de derecho”, resaltó.
 
Un ejemplo
 
Por su lado, la ministra de Salud Zulma Ortiz resaltó que “el sistema de salud de Tandil es un ejemplo en la provincia”.
 
“Venimos pregonando hace mucho tiempo lo que ustedes ya tienen, que es un Sistema Integrado de Salud, lamentablemente el principal flagelo de la salud pública es la fragmentación, el hecho de tener varios niveles, provinciales, municipales y nacionales hace que en muchos casos uno esté más atento a lo que pasa en su servicio que lo que le pasa a la gente. Por eso hemos tomado decisiones como transformar el Centro de Neumotisiología en un centro para la prevención y el cuidado de enfermedades crónicas de manera conjunta con el Municipio”, argumentó.
 
Y adelantó que hoy se reunirá con más de 50 intendentes para trabajar sobre la regionalización en particular en el tema de salud mental y adicciones pero también de otros temas.
 
Emergencia
 
Sobre las adicciones sostuvo que “el país se encuentra en una emergencia en lo que tiene que ver con las adicciones. La Gobernadora está dando una gran lucha contra el narcotráfico”.
 
Evaluó que uno de los principales flagelos es el alcoholismo. “Esto no quita que haya otro tipo de adicciones o de consumo problemático, pero en particular el tema vinculado al alcohol, las previas, las fiestas electrónicas, en un grupo vulnerable como es el adolescente, aunque también el adulto joven, es parte de las preocupaciones que tenemos y sobre las cuales estamos ya trabajando”, manifestó.
 
Situación crítica
 
Recordó que 53 de los 69 hospitales estaban con una situación edilicia muy crítica cuando comenzó su gestión como así también de equipamiento y recursos humanos.
 
“Luego del primer año que empezamos a hacer un plan de salvataje hemos comenzado este año con un plan de fortalecimiento de guardias, 43 guardias van a ser fortalecidas. En recursos humanos que es una situación crítica en muchas especialidades, hemos incorporado 750 médicos, estamos incorporando 800 enfermeras y tenemos un plan que le hemos dado la posibilidad a todos los residentes que están en el último año de ser incorporados inmediatamente en junio o julio dependiendo de la especialidad”, y resaltó la importancia del recambio generacional porque hoy la mayor parte de los médicos tienen más de 50 años.
 
“Estamos en el peor
momento de consumo”, dijo Roberto Moro
 
Por su lado, el titular de la Sedronar, Roberto Moro, evaluó que “tenemos un grave problema con la droga. Estamos en el peor momento de consumo en la Argentina y tenemos que trabajar todos juntos”.
 
Consideró preciso “fortalecer fuertemente la política pública local” y sostuvo que “estamos trabajando en la mayor parte del país con el objetivo de transferir los recursos a los municipios”.
 
“La idea es descentralizar, fortalecer los municipios porque es donde debemos fortalecer modelos preventivos. A partir de ahora debemos tener modelos preventivos que no existían a nivel nacional, por primera vez el presidente Macri va a invertir junto a la gobernadora María Eugenia Vidal en modelos preventivos, convocando no solo al Estado, sino a organizaciones sociales”, manifestó.
 
Fuente: eleco.com.ar 12/5/2017
Su voto: Nada