Sergio Cassinotti: "No vengo a recortar beneficios para el afiliado al PAMI"

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

El director ejecutivo del instituto dice que no va a haber cambios en las prestaciones; asegura que sigue el diálogo con los laboratorios
 
"No quiero recortar beneficios para los afiliados del PAMI , no vengo a eso", aseguró Sergio Cassinotti, el director ejecutivo del instituto a cargo de los servicios sociales de casi cinco millones de jubilados y pensionados. En un intento de ir achicando el monumental déficit del PAMI, Cassinotti decidió en las últimas semanas revisar el convenio que hace sólo tres meses se había firmado con los laboratorios por la compra de medicamentos y, además, modificar su contrato con sanatorios y clínicas. Desde la industria, sin embargo, le respondieron con dureza y advirtieron que podían llegar a eliminarse los medicamentos con descuento, mientras que algunos prestadores también alertaron sobre la posibilidad de que se resienta el servicio. En una entrevista con LA NACION, Cassinotti aseguró que el canal de diálogo tanto con laboratorios como con clínicas está abierto y que no habrá cambios para los afiliados.
 
-¿Pueden cancelarse los descuentos en medicamentos para los afiliados a partir de esta rescisión del convenio que habían firmado con los laboratorios?
 
-Estamos cancelando el convenio con 60 días de anticipación, como prevé el artículo 45° del convenio vigente. Y los convocamos a trabajar juntos en un nuevo convenio. Mientras suceden estos días, las prestaciones tienen que continuar con la misma manera, y nosotros nos obligamos a realizar los pagos. De hecho, ya está el cheque de $ 680 millones de la fecha.
 
Click Aqui
-¿Cómo es eso?
 
-El segundo martes de cada mes se paga un porcentaje y se completa el 23 de cada mes. Lo del martes [por ayer] está disponible. Mañana [por hoy] también tenemos una reunión con los presidentes de las cámaras de laboratorios para continuar con la negociación del convenio. Estamos pagando lo que se debía pagar.
 
clasoles esp
-En la nota que le envió la industria, lo intiman a pagar una deuda de $ 900 millones...
 
-Hay una deuda de $ 900 millones, que son débitos que se acumularon durante meses y que tienen que ver con diferencias entre lo autorizado y lo dispensado, con diferencias de troqueles, con códigos de autorización incorrectos. Si la industria no está de acuerdo, las revisaremos en conjunto y veremos. Pero $ 900 millones en un convenio de $ 34.000 millones anuales no debería tener impacto. Son medidas de presión para negociar.
 
-¿Pero PAMI tiene previsto modificar el porcentaje de descuento en remedios para los afiliados?
 
-El descuento va a seguir igual. No pretendemos recortar ningún tipo de beneficio que hoy tiene el afiliado. Acá lo que estamos haciendo es verificar algunas franjas del convenio, como la [de la resolución] 337 [que contempla los remedios gratuitos], para la que pretendemos negociar otras condiciones, para que el presupuesto de PAMI pueda cerrar y llegar a un punto de equilibrio. Nunca se habló con ellos de recortar prestaciones. Pretendo que en la 337 le apliquemos un sistema de precios de referencia, que nos permita continuar dando los medicamentos de forma sustentable. Si no, con el déficit que tiene el PAMI es insostenible. Pero no quiero recortar en beneficios. Vengo a hacer una gestión que permita llevar al PAMI en un punto de equilibrio.
 
-¿De cuánto es el déficit?
 
-De entre $ 850 y 900 millones mensuales. Pretendo llegar el año que viene al equilibrio, ir de a poco.
 
-¿Cómo está la relación con los prestadores sanatoriales, a quienes desde mayo se les dijo que se les pagará un fijo por cápita y no en función de la prestación?
 
Al principio, cuando la medida se conoció, causó inquietud. Cuando se fueron reuniendo en mesas de trabajo, se fueron allanando los temas. Hay distintos niveles de cápita: se considera la categoría de prestador, la región, la complejidad... Y algunas cosas, como los traslados, las dejamos fuera de la cápita. Pero la cápita rige a partir del 1° de mayo. El objetivo es conseguir en esto un 15% de ahorro, que es lo que estimamos que hay con sobrefacturación. Pero siempre cuidando la prestación. Van a salir muchos auditores para ver que la prestación se dé como corresponde.
 
-Cuando habla de sobrefacturación, ¿puede identificar casos?
 
-Estamos trabajando más en auditoría, porque hay desvíos. Hay 15 médicos que prescribieron de 3500 a 5000 recetas por mes... No digo que toda la culpa la tenga la industria; tenemos que tener controles más firmes.
 
-¿Tienen registro de cortes en el servicio de clínicas?
 
-No. Tampoco en las farmacias. Los pagos están saliendo. Ahora esto es una tarea ardua, cuando hay problemas, inmediatamente llamamos.
 
-¿Qué demora hay en los pagos?
 
-En clínicas puede haber tres o cuatro meses de retraso, esto es cierto. Con las farmacias no, porque es la industria la que les paga y nosotros le pagamos a la industria.
 
-¿Hay tiempos para la negociación con los laboratorios?
 
-Queremos que este mes quede resuelto. Es distinta la realidad que tiene todo el paquete: el de diabetes, el oncológico, el ambulatorio. Vamos a proponer negociar por especialidad. En ambulatorio es donde más dispersión de precios hay.
 
Derribando mitos
 
En la industria farmacéutica hay quienes especulan con que detrás del ajuste del PAMI hay intereses privados, y apuntan al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, fundador de Farmacity. Cassinotti rechazó toda especulación: "No tengo contacto con él. No tiene nada que ver en esto. Esto mismo lo hice en IOMA, pero más rápido. Y IOMA hoy consigue mejores precios que PAMI", sentenció.
 
Fuente: lanacion.com.ar 10/5/2017
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.