Neuquén: Se pudo operar recién cuando actuó la Justicia

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Una vez más, la realidad indica que lamentablemente hay que seguir recurriendo a la Justicia (y afrontar situaciones de extrema angustia) para resolver las urgencias en materia de Salud.
Sin ir más lejos, una vecina de Cipolletti se aseguró, por esta vía, la operación que necesitaba para tratarse la comprensión medular que padece.
 
Según se indicó en tal sentido, ante la desidia de una empresa prestadora que se demoró en enviar las prótesis, la hija de la mujer interpuso un recurso de amparo en el Juzgado Civil N 1 de esa ciudad. Y a partir de ahí, la obra social rionegrina, IPROSS, resolvió realizar una compra directa. Ahora, la operación fue reprogramada.
 
Fuentes judiciales dijeron que el 15 de diciembre último, el médico tratante realizó el pedido de prótesis, material descartable y quirúrgico. Enseguida, la obra social tramitó el pedido mediante una licitación y resultó seleccionada una ortopedia de la ciudad de Buenos Aires.
 
Pero, la empresa no cumplió; y en marzo de este año, el médico tratante le envió una nota al IPROSS informándole sobre la “falta de comunicación y seriedad” por parte de la compañía, que ni siquiera atendía las llamadas.
 
Al momento de resolver el amparo, el magistrado le ordenó a la obra social a que, aún cuando ya había realizado la correspondiente contratación administrativa, arbitre los medios que son de su órbita y competencia para proveer a la mujer de los insumos necesarios para la intervención; y así lo hizo.
 
Dice la sentencia del recurso de amparo: “En casos como el de autos, la Justicia debe tomar intervención a fin de que el derecho a la salud de un ciudadano no se vea vulnerado o se torne ilusorio por las demoras del propio sistema, ello en el entendimiento de que las personas tienen el derecho a disfrutar del más alto nivel de salud física y mental”.
 
Fuente: diariamenteneuquen.com.ar 16/4/2017
Su voto: Nada