Valioso premio a un médico

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp


Francia, el premio Jean Valade constituye una recompensa a la innovación en la medicina, que se entrega en el College de France. En esta ocasión lo recibió el médico argentino Juan Iovanna.

Fue su mérito haber conducido un grupo de profesionales con quienes creó una "biblioteca" de casi 200 tipos de tumores pancreáticos vivos, paso innovador y positivo para avanzar en el tratamiento y curación de una compleja patología.

 
El doctor Iovanna se graduó en la UBA, con anterioridad a su ingreso en un prestigioso laboratorio de Marsella, donde fue invitado en 1990 a conducir un grupo de estudio sobre la fisiología del páncreas y sus alteraciones. Iovanna había sido antes investigador del Conicet. Hoy ejerce en Marsella la subdirección del Centro de Investigación de Cancerología y tiene a su cargo el mencionado laboratorio.
 
El jurado que le otorgó el premio juzgó muy original su proyecto de investigación, que ha originado fundadas expectativas de transferir los conocimientos alcanzados al tratamiento clínico. Según Iovanna, constituyó un reconocimiento para el grupo de investigadores movidos por el propósito de mejorar el pronóstico de un mal tan cruel como el adenocarcinoma pancreático, cuya forma de curación se sirve de la extirpación quirúrgica, factible en una minoría de casos. En cambio, se observa que la peligrosidad de la enfermedad aumenta, según su variedad morfológica o por las distintas respuestas dadas a los tratamientos. Por eso, Iovanna planteó los objetivos de la investigación en un estudio preciso de cada tipo de tumor.
 
Así se siguieron los pasos del estudio en el cual los ratones de experimentación implantados fueron mantenidos con vida y se definió su respuesta a las drogas que iban probando. Cada tipo y subtipo tumoral tiene particularidades que se evalúan para su tratamiento. Según comenta el médico argentino, se debe encontrar "el talón de Aquiles" del mal, a fin de curarlo. Lo que se ha logrado es demostrar que el adenocarcinoma presenta una gran diversidad y que, por lo tanto, en un futuro no distante, el paciente tendrá que ser atendido con un tratamiento personalizado, pues cada tipo de cáncer es sensible a distinta medicina.
 
Una vez más, nuestros investigadores honran al país y a las casas de estudios donde se formaron, a la vez que demuestran una valiosa capacidad de integración con profesionales de otras naciones.

Fuente: lanacion.com.ar 5/3/2017

Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.