El Colegio Médico de Neuquén y sus 60 años

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

Lo fundaron los primeros profesionales de la región, al igual que el Policlínico.
 
Neuquén.- El viernes se cumplieron 60 años de la fundación del Colegio Médico de Neuquén, una asociación civil creada por los primeros profesionales de la salud en la región, quienes se destacaron a mediados del siglo pasado en un pueblo que se perfilaba para convertirse en una de las ciudades más importantes de la Patagonia.
 
Los que conocen la historia sostienen que Daniel Abraham, Juan Manuel Castro, Roberto Chevalier, Jorge Gervasoni, Andrés Linares, Raúl Parodi, Víctor Peláez, Aldo Luis y Claudio Robiglio, Juan Carlos Urroz, Roberto Vitale y Emilio Zingoni (padre) eran una familia que cooperaba en cada una de las tareas que debían afrontar.
 
Así fue como, además de fundar el Colegio Médico de Neuquén, también participaron de la apertura del Policlínico.
 
Emilio Zingoni, hijo del reconocido otorrinolaringólogo, comentó que los médicos se reunían permanentemente y, si era necesario, sorteaban las barreras de los sectores público y privado para ayudarse en cirugías y tratamientos complejos.
 
“Don Rafael Vitale trabajaba la parte quirúrgica, Ramón la clínica y mi padre hacía otorrinolaringología, pero se ayudaban todos en las emergencias que llegaban al hospital”, detalló, con mucho orgullo en sus palabras.
 
Pocos profesionales
 
Neuquén era pequeño y los profesionales de la salud, pocos. Sin embargo, ellos tenían una disponibilidad absoluta para sus pacientes, ya que se prestaban para atender a cualquier vecino sin ningún tipo de problemas.
 
“Eran pocos enfermeros también; no se olviden de Arabarco, que tuvo el coraje de operar una apendicitis aguda cuando no había ningún médico, todo gracias a sus estudios”, aseguró.
 
Zingoni confió que una vez llamaron al consultorio de su padre para solicitar atención médica, pero él estaba en el cine. “Entonces lo fueron a buscar ahí”, recordó entre risas.
 
Con el tiempo la ciudad comenzó a contar con más especialistas, que arribaron con la esperanza de ejercer sus profesiones en una nueva tierra. Zingoni recordó que se presentaban ante las eminencias locales y luego se ofertaban para distintos puestos.
 
“Asegurar el correcto ejercicio de la profesión de médico incrementando su prestigio mediante el desempeño eficiente de los colegiados en resguardo de la salud de la población y estimulando la armonía solidaria profesional”, establece el artículo Nº 2 del estatuto del Colegio Médico, que refleja fielmente esa vocación que tuvieron los pioneros de la medicina en Neuquén y que, además, formaron parte de un sistema provincial de salud reconocido en Argentina y Latinoamérica.
 
El recuerdo de Emilio Zingoni
 
Emilio Zingoni fue un reconocido otorrinolaringólogo local que, junto a su hermano, se desempeñó en la región y se caracterizó por tener una actitud paternal con sus pacientes.
 
De la misma manera lo recuerda su hijo, también llamado Emilio. “A veces me retaba, nos peleábamos amorosamente, porque quería inculcarme la dedicación por los pacientes”, detalló el hombre que siguió la misma especialidad médica que su padre.
 
Emocionado, Zingoni explicó con alegría que cada examen que dio en la facultad fue presenciado por su padre, así como también el día que se recibió.
 
“Una vez que comencé a trabajar en su consultorio, él aparecía siempre, aunque no estuviera trabajando, y opinaba”, manifestó el profesional.
 
El amor por su padre está tan marcado y presente que recordó las declaraciones que dio en honor a él.
 
“Justamente quiero que este homenaje no sea para nosotros, sino para nuestros padres y todos aquellos que hicieron lo mismo que ellos por aquellos tiempos”, concluyó.
 
Fuente: lmneuquen.com 29/1/2017
Su voto: Nada