Aborto, otra vez primera causa de muerte materna

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
El aborto volvió a ser en Argentina la primera causa individual de muertes maternas, por delante de la sepsis y de los trastornos hipertensivos del embarazo.
 
Los fallecimientos de madres por ese motivo se incrementaron 18,4 por ciento entre 2014 y 2015, al pasar de 43 a 55, la cifra más alta de los últimos cuatro años.
 
El aumento también se evidenció en la tasa de muertes maternas por aborto, que se elevó de 0,6 a 0,7. La información surge de los últimos datos publicados por la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (Deis) del Ministerio de Salud de la Nación, en las Estadísticas Vitales 2015.
 
 
Por otra parte, en total las muertes maternas ascendieron a 298, ocho más que el año anterior, cuando fueron 290.
En Córdoba, no obstante, en la última década hubo una reducción de las muertes maternas por aborto, según informó la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de la Provincia, Marcela Miravet. “En 2014 fueron dos, y en 2015, una”, precisó.
 
RELACIONADAS
 
La tasa subió en el país y bajó en Córdoba
Las que mueren
“Ninguna mujer debería morir hoy por un aborto”, aseguró Miravet. “Y las muertes que ocurren son por legrados instrumentales, probablemente fuera de término, que se infectaron”, agregó.
 
“Es una realidad que el aborto existe, y las muertes que se producen son consecuencia de los abortos inseguros”, indicó.
 
Y es que hoy, ante la decisión de interrumpir un embarazo, mayormente las mujeres de clase media o alta apelan al aborto farmacológico o medicamentoso a través del uso de la droga misoprostol, que conlleva menores riesgos que el aborto quirúrgico clandestino.
 
“Las mujeres más vulnerables, con muchos hijos, que no acceden a la salud reproductiva, son las que enfrentan el mayor riesgo de morir por esa causa”, consideró Miravet, al tiempo que destacó que se trata de una realidad multidimensional, que abarca tanto el contexto socio cultural de la mujer, como su posibilidad de acceder en forma oportuna a los servicios de salud. “Y también tiene mucho peso la cuestión de género, porque muchas veces tienen además dificultades para que la pareja acepte el uso de métodos anticonceptivos”, dijo.
 
En este contexto, las muertes por abortos son para Miravet “uno de los ejemplos más fuertes de la desigualdad y la inequidad”.
 
Los datos de la Deis reflejan, de hecho, que 84 por ciento de los decesos por esa causa (46 del total de 55) se produjeron en hospitales públicos, y sólo cuatro en centros privados. Además, el 65 por ciento de las mujeres que fallecieron por interrumpir el embarazo (36) tenían entre 25 y 40 años.
 
Educación y anticoncepción
Educación sexual, acceso a la anticoncepción (métodos, información y consejería), y acceso sin demora a los servicios de salud ante la complicación de un aborto, son claves para prevenir las muertes maternas por abortos, señaló Claudia Travella, directora de la Escuela de Obstetricia de la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia (Fasgo), e investigadora en el estudio sobre subregistro de muertes maternas, realizado en 2016 por Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación.
 
“Con las otras causas, como hipertensión y hemorragias posparto, ha habido en los últimos años mucha capacitación de los equipos de salud por parte del Ministerio de Salud y las sociedades científicas, lo que contribuye a reducir en forma significativa los fallecimientos de madres”, informó. “Pero en las muertes por abortos, en general se llega tarde a la consulta, probablemente por temor, al no ser legal”, dijo, al tiempo que destacó que la atención brindada a las mujeres en esa situación está protegida por el secreto profesional.
 
Al respecto, Miravet indicó a su vez que existe un protocolo nacional de atención posaborto, en el marco de la atención de la emergencia obstétrica, en el cual los profesionales han sido capacitados. “Lo esencial, en cualquier caso, es evitar que la mujer se embarace cuando no quiere tener un hijo”, advirtió Travella, quien subrayó que el aborto provocado siempre es consecuencia de un embarazo no deseado.
 
MIRÁ. La tasa subió en el país y bajó en Córdoba.
 
“La prevención, en cambio, pasa por la anticoncepción y la educación sexual”, puntualizó.
 
En la Argentina está vigente, de hecho, la ley de salud sexual y reproductiva, que obliga al sistema público a brindar a las mujeres consejería y métodos anticonceptivos, lo que abarca desde preservativos hasta la ligadura de trompas, así como la provisión de la píldora del día después.
 
La realidad, sin embargo, muestra que todavía existen barreras y obstáculos en la aplicación efectiva de la ley, en especial en lo que hace al acceso sin trabas a la ligadura de trompas, y también a la píldora del día después. Y a eso se suma que, en ocasiones, es discontinua la provisión de anticonceptivos a los centros de salud.
 
Además, en numerosas provincias –entre ellas, Córdoba– no se cumple el protocolo de aborto no punible, en base a los fundamentos del fallo de la Corte Suprema de Justicia de marzo de 2012.
 
¿Menos subregistro?
Sobre el aumento de las muertes por aborto en el país entre 2014 y 2015, Miravet consideró que en la suba podría incidir “un mejoramiento en el registro de esos fallecimientos con respecto a años anteriores”. “Se viene trabajando mucho en distintas provincias en el análisis causa raíz de las muertes maternas, con impulso de Unicef, lo que ha permitido identificar mejor los fallecimientos por abortos”, afirmó.
 
Antes, en cambio, quedaban soslayados bajo otras causas como sepsis o hemorragia.
 
En la misma línea, Travella señaló que la cifra podría responder a que “ahora se está subsanando el subregistro de esas muertes en las estadísticas”.
 
“Es grave que sea la primera causa, pero en eso también podría incidir que hay un fuerte trabajo sobre las causas directas de muertes maternas, como la hemorragia posparto y la hipertensión, que están bajando”, consideró.
 
Por otra parte, la funcionaria subrayó que en Córdoba, a diferencia de lo que se registra a nivel nacional, en la última década hubo una reducción de las muertes maternas por aborto.
 
“En 2014 hubo dos, y en 2015, una”, recordó.
 
5 años sin protocolo
Causa judicial. Córdoba lleva casi 5 años sin protocolo de aborto no punible
 
En abril de este año se cumplirán cinco años desde que la Justicia provincial suspendió el protocolo para la atención de los abortos no punibles en Córdoba, que elaboró en marzo de 2012 el Ministerio de Salud cordobés, en consonancia con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de ese año. El fallo precisó el alcance del artículo 86 del Código Penal, al interpretar que toda mujer que queda embarazada como producto de una violación puede acceder al aborto legal, sin intervención de la Justicia. La guía elaborada para los hospitales provinciales fue suspendida por un amparo del Portal de Belén, y hace más de tres años está en estudio del Tribunal Superior de Justicia.
 
Fuente: lavoz.com.ar 22/1/2017
Su voto: Nada Promedio: 5 (un voto)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.