Continúa el paro por mejoras salariales

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp


La medida alcanza a clínicas, sanatorios y hospitales aunque se mantienen las guardias mínimas. Además, habrá una marcha por la Ciudad de Buenos Aires

Las empresas del sector de salud privada reclamaron la intervención del Gobierno en el conflicto que mantienen con los referentes gremiales de la actividad, al advertir que "está en peligro al sistema privado nacional de salud".

Personal no médico de clínicas, sanatorios y hospitales realizan este jueves un paro por segundo día consecutivo y marcharán por la Ciudad de Buenos Aires, en demanda de mejoras salariales.

A través de una solicitada publicada en los principales matutinos porteños, la Unión Argentina de Salud (UAS) destacó que "luego de innumerables gestiones de quienes le dan atención médica cuando el usuario lo necesita, no han conseguido respuestas para actualizar los aranceles prestacionales".

Los empresarios señalaron que "los recursos de estas instituciones provienen exclusivamente de lo que abonan las obras sociales, el PAMI y las empresas de medicina prepaga".

En consecuencia, subrayó que "la solución es la misma que se viene aplicando año tras año: actualizar los valores".

"Por lo tanto, exigimos dos resoluciones; una de la Superintendencia de Servicios de Salud que involucre a obras sociales, y otra del PAMI, que permitan actualizar los aranceles prestacionales", puntualizó la UAS.

Medida de fuerza

El secretario general de la Federación Argentina de Asociaciones de la Sanidad (FATSA), Carlos West Ocampo, dijo a la agencia DyN que "el paro se realiza sin concurrencia a los lugares de trabajo" aunque aclaró que se mantienen las guardias mínimas.
El dirigente aclaró que la medida alcanza a todos los centros de salud privados, "a excepción de los de Capital Federal como el Británico, Italiano, Español y Alemán".

FATSA tiene previsto realizar a las 11 una marcha que recorrerá los principales centros de salud privados de la ciudad, para culminar con una "sentada", según expresó West Ocampo.

El sindicalista sostuvo que los afiliados del gremio se trasladarán desde la esquina de Mitre y Larrea hasta la intersección de las calles Santa Fe y Pueyrredón, donde realizarán una "sentada".

"El jueves de la semana pasada los empresarios nos dicen que no pueden dar nada porque no tienen financiamiento para otorgar salarios. Por lo cual ya no hay negociación. Directamente nos plantean que no hay negociación. Ante este punto no nos queda otra que reclamar", explicó el sindicalista de  FATSA en declaraciones a Radio 10.

"El paro también afecta el trabajo de las emergencias médicas del sistema de atención a través de ambulancias", precisó West Ocampo.

El sindicato reclama un aumento salarial de 19% en dos cuotas, una de 12% a partir de agosto y otra de 7% en septiembre, en el marco de negociaciones paritarias que mantiene con el sector empresario.

"Hace tres meses que estamos negociando los salarios que tenemos vencidos. No pudimos llegar a un acuerdo, se rompió la negociación la semana pasada y no hay ninguna perpectiva de llegar a un acuerdo, por eso el paro", explicó el sindicalista.

West Ocampo precisó que "el salario de una enfermera es de $1.900 y el salario inicial de un peón es de $1.650, aproximadamente" y destacó que "la situación se destrabaría si los empresarios se sientan y firman el acuerdo".

Fuente: InfobaeProfesional
20.08.09

Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.