Carignano se defendi贸: "Son acusaciones sin fundamento"

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

El fiscal Christian Long pidió la detención del secretario general de la Asociación Médica de Bahía Blanca (AMBB), Fernando Carignano, y de otras cinco personas vinculadas a la dirigencia de la entidad

Piden la detención del titular de la Asociación Médica de Bahía Blanca y otras cinco personas, por obstaculizar la investigación del crimen del médico Felipe Glasman y por manejar de forma irregular los fondos de la entidad.
 
El pedido no se resolverá hasta que culmine la feria judicial en agosto, ya que el juez del Tribunal en lo Criminal II, Alejandro Cantaro consideró que no era un tema urgente porque no hay peligro de fuga de los imputados.

Las otras cinco personas con pedido de detención son el secretario de Hacienda de la AMBB, Oscar Arias; el médico Carlos Vecchi; el consultor de prensa Jorge Palacios y las contadoras Ana María Battaglia y Graciela Bianchini.

También solicitó que se trabe un embargo preventivo y una inhibición general de bienes contra Carignano, Arias, Vecchi, Battaglia y Bianchini por 5 millones de pesos para responder por los gastos, costas, multas, decomisos e indemnizaciones; y un embargo por 60.000 pesos contra Palacios.

El fiscal entendió que Carignano, Arias, Vecchi, Battaglia y Bianchini son autores, coautores y partícipes de los hechos que se encuentran bajo investigación.

Las presuntas irregularidades económicas

El pedido del fiscal Cristian Long dice que se llevó una doble contabilidad, se pagaron servicios con sobreprecios y se simularon otros para justificar erogaciones, se asignaron sueldos y se establecieron relaciones laborales virtuales bajo el rótulo de gastos de representación.

Además asegura que entre diciembre de 2005 y febrero de 2006 entregaron al asesor de prensa Jorge Palacios un adelanto de 25 sueldos que no está registrado en los asientos contables de la entidad.

Long también da cuenta de la entrega de cubiertas nuevas de camioneta al entonces jefe de la DDI local, Oscar Dietz, de lo cual no se deja constancia en la contabilidad.

Las acusaciones más fuertes

En la segunda parte del escrito, el fiscal supone que "las actividades en torno al manejo administrativo económico de la Asociación Médica pudieron haber resultado un determinante del homicidio de Felipe Glasman. La discrecionalidad, irregularidad, ausencia de control efectivo y fraude en el manejo de los cuantiosos recursos económicos de esta asociación y de su vinculación con el homicidio son, aquí y a esta altura de la investigación, algo más que una simple especulación".

"Hechos específicos demuestran una actividad ilícita dirigida desde la conducción de la Asociación Médica tendiente a frustrar la investigación del homicidio mediante la obstaculización por distracción y entorpecimiento, ayudando al autor del crimen a eludir las investigaciones durante tres años", agregó.

Según Carignano, el escrito de Long es tendencioso
 
Por su parte, el doctor Fernando Carignano dijo hoy en "Bienvenidos" de LU2 que el fiscal Long busca ensuciar la reputación de quienes dirigen la Asociación Médica.

Dijo que lo escrito por Long es tendencioso y arbitrario y denunció que en cuatro oportunidades pidieron prestar declaración en el marco de la causa y el fiscal lo denegó.

"Cómo se explica que personas que se presentan espontáneamente a declarar tienen pedido de detención", se quejó.

Carignano dijo que el fiscal "mueve sus piezas diez días antes de una asamblea general ordinaria de la Asociación Médica para consideración de Memoria y Balance" como lo hizo en junio de 2008, cuando había elecciones en la AMBB.

Acusó al fiscal de "moverse con intereses absolutamente ajenos a la administración pública".

"Lo que está haciendo es agitar el avispero. Y el verdadero autor intelectual del crimen debe estar refregándose las manos porque la resolución está cada vez más lejos", dijo.

Carignano aseguró que el celular de Glasman se lo entregó la policía en una bolsa, con el dinero, reloj y otros efectos. "Esa misma noche se lo entregué a la viuda", dijo. También aseguró que Palacios sabe poco de computación y que no tenía acceso a la computadora del médico.

El titular de la entidad señaló que no pedirá que se lo exima de prisión. "La gente inocente no va a la cárcel", dijo. (LU2)

Fuente: La Nueva Provincia
22.07.09

Su voto: Nada