A 6 de cada 10 clínicas les cuesta conseguir médicos especialistas

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Además, el 75% tiene dificultades para cubrir las áreas de enfermería.
Alertan que no se advierten medidas concretas para corregir el rumbo.
 
Conseguir recursos humanos calificados tanto en algunas especialidades médicas como en enfermería, es hoy un severo problema para las clínicas privadas de Córdoba.
 
La información proviene del Relevamiento Anual de Clínicas Privadas 2014, realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba (IIE) en conjunto con las cámaras del sector Caescor y Aclisa.
 
De allí surge que seis de cada 10 clínicas tuvieron dificultades para acceder a médicos de algunas especialidades, y que el 75 por ciento también tiene inconvenientes a la hora de contratar personal de enfermería, en particular en las áreas que demandan mayor calificación.
 
Cardiólogos pediatras, médicos de emergencia, terapistas pediatras, anestesistas, neonatólogos, cirujanos pediatras, son algunas de las principales figuritas difíciles para las clínicas, según el estudio.
 
Y a su vez, las disciplinas en las que se advierte un déficit no se han modificado en los últimos años, de acuerdo con Matías Vicente, investigador del IIE. “En los últimos tres años aparecen las mismas especialidades, con diferencias mínimas en los porcentajes”, indicó.
 
Para Ramiro Sosa Navarro, director del IIE, un factor que incidiría es que algunas son subespecialidades que generan menos prestaciones que otras por tener menor demanda, lo que desembocaría en remuneraciones más bajas. “Habría que generar un plus salarial u otros incentivos para retener a esos profesionales”, consideró.
 
“Y con respecto a anestesia, es un tema histórico que se vincula a que los propios especialistas son los que regulan la cantidad de residencias”, dijo.
 
El trabajo –presentado hace pocos días en el 7° Encuentro de Gestión Estratégica y Perspectivas de Salud– se realizó por quinto año consecutivo e incluye a 11 clínicas polivalentes de la ciudad de Córdoba y a otras cinco a partir de relevamientos anteriores. También participan siete centros del interior en los aspectos cualitativos.
 
Áreas duras, el problema
 
“Lo que está pasando con los médicos es gravísimo”, advirtió Marcos Lozada, presidente de Caescor y gerente del Sanatorio Allende, quien precisó que el mayor problema se centra en las denominadas “especialidades duras”, es decir las más demandantes en formación y horarios laborales.
 
“Hace cuatro años que no se llenan esas vacantes en las residencias, y tampoco en clínica médica”, señaló. “Y, en cambio, las que implican cuatro horas de consultorio sin guardias se cubren volando”, dijo, y consideró que en esto incide la fuerte feminización del sector.
 
“A pulmón estamos logrando completar los equipos para poder brindar todas las especialidades, lo cual por los cambios en la medicina, es cada vez más complejo”, aseguró, a la vez que indicó que alrededor del 60 por ciento de los profesionales surgen de la “cantera” del establecimiento, a través de las residencias. El Allende, entre la sede de Nueva Córdoba y la del Cerro, tiene unos 600 médicos.
 
“Los médicos de áreas intensivas, guardias, terapias, son una especie en extinción”, sostuvo Néstor Jaimovich, director de la clínica Vélez Sársfield, donde hay unos 350 médicos.
 
“Todas las clínicas estamos teniendo dificultades para conseguir esos recursos humanos, y lo más grave es que no se está haciendo nada para corregir esta situación”, alertó.

Fuente: lavoz.com.ar 17/10/2015

 
“Hay especialistas de más en algunas áreas y de menos en otras, y esto debería racionalizarse en función de las necesidades del sistema de salud”, coincidió Lozada, al tiempo que afirmó que la solución no está en manos del sector privado
 
“Urge tomar medidas porque este es un proceso que comenzó despacio y se sigue agudizando”, consideró, y señaló que debería haber “una mesa con los actores involucrados, en particular el Ministerio de Salud y las universidades, que en forma proactiva planifiquen el futuro, donde el sector privado podría aportar recursos valiosos”.
 
Ricardo Pieckenstainer, subdirector médico del Hospital Privado, advirtió a su vez que por el largo tiempo que demanda la formación de especialistas, “el momento de actuar es ahora, para tener resultados recién en 15 años”.
 
La apuesta del Privado es formar sus propios médicos a través de las residencias, y ahora también con la carrera de medicina que se inició este año en el Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba (Iucbc), vinculado a la institución.“Invertimos muchos recursos en el programa de docencia y capacitación para no tener el problema de la falta de médicos, que considero que, de no mediar acciones concretas, se va a agudizar mucho en los próximos cinco a 10 años”, dijo
 
Para Lozada, a su vez, “con el cupo de 600 estudiantes en medicina de la Universidad Nacional de Córdoba, y la deserción posterior, los médicos que se están recibiendo en Córdoba, ya no alcanzan”, opinión en la que coincidió Jaimovich.
 
65% de la demanda
El sector privado atiende hoy a alrededor del 65% de los cordobeses.
 
En la provincia, el 70% de los habitantes tiene obra social, según los datos del IIE para 2014. En la Capital, en 2003 el 52% tenía cobertura, y en 2014 el indicador subió al 67,8%.
Su voto: Nada