Uruguay: Guerra declarada entre gremio de médicos y presidenta de Administración de los Servicios de Salud del Estado

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Profesionales difunden fotos de condiciones laborales y el organismo se defiende.
 
Una protesta del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) durante el paro que realizaron los profesionales el miércoles pasado en el sector público rodeó de túnicas blancas el Edificio Libertad, actual sede de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). "No más túnicas colgadas en ASSE", se leía en una pancarta. Los médicos advierten, a pocos días de que el Poder Ejecutivo envíe el Presupuesto al Parlamento, que cada vez son menos quienes quieren trabajar en el sector público por bajos salarios, malas condiciones laborales y de atención a los pacientes.
 
El presidente del SMU, Julio Trostchansky, quiso dejarlo claro en una editorial publicada en la revista Ser Médico en la que centró sus críticas en la presidenta de ASSE, Susana Muñiz. "No sabemos qué piensa hacer la doctora Susana Muñiz durante su gestión, ni cuál es el rumbo que pretende darle al mayor prestador del país. ¿O acaso la doctora Muñiz hará la plancha estos cinco años?", cuestionó Trostchansky.
 
Y el SMU sumó a la batalla contra ASSE un nuevo guerrero: la semana pasada inauguró una página web en la que cuelga fotografías que los médicos envían a través de Whatsapp o correo electrónico mostrando las condiciones en las que trabajan. "Mirá cómo está ASSE y enterate aquí por qué es necesario cambiar", es el texto que enviaron por SMS a los médicos incentivando a que envíen sus fotos o videos. Los especialistas no dudaron en responder y muchos enviaron imágenes. Pero quien tampoco dudó en responder fue ASSE.
 
El jueves, el organismo publicó un comunicado en los medios de prensa en el que respondía al gremio de los médicos. ASSE sostiene que los profesionales ganaban en 2007 $ 9.200 por 24 horas semanales de guardias como médicos generales y que en 2015 ese salario se incrementó a $ 32.847.
Además, ante la insistencia del sindicato por la falta de negociación y de propuestas del sector público, la institución hizo públicas las fechas en las que el directorio de ASSE y las autoridades del SMU se vieron las caras. "En el SMU no necesitamos remitidos de prensa para mostrar la realidad", respondió tajante al comunicado Trostchansky a través de su cuenta de Twitter.
 
El viernes por la tarde el dirigente denunció en redes sociales haber recibido correos electrónicos con "amenazas de muerte y racistas". "Han intentado extorsionarme con mails que intentan generar controversias. Soy bien claro y transparente: seguiré denunciando las arbitrariedades y la inequidad que hoy existe en ASSE", escribió en un comunicado.
 
El mundo de Muñiz
Trostchansky creó en su cuenta de Twitter el "mundo de Muñiz", al que acusa de "inequidad para los vulnerables" y mayores tiempos de espera para el ingreso a cuidados intensivos. "No es el (mundo) de equidad que pregona su partido", escribió el dirigente haciendo referencia al Partido Comunista, al que pertenece Muñiz.
 
Desde que era ministra, en el período pasado, los dirigentes del SMU han mostrado diferencias con su colega. A menos de un mes de que abandonara su cargo en la cartera de Salud, el gremio médico cuestionó declaraciones realizadas tras la muerte de tres personas por la explosión de una garrafa en el carnaval de Artigas. Muñiz expresó que "ya no había posibilidades de nada" para que no murieran cuando fueron rescatados. El SMU cuestionó sus dichos:
"La autoridad sanitaria debería ofrecer todas las garantías de que se brinda a la población la mejor medicina".
Twitear
 
Las diferencias también se hicieron notar con el proyecto de reestructura del Hospital de Clínicas, que plantea incluirlo en el Sistema Integrado de Salud y es una de las grandes banderas del sindicato de los médicos, especialmente de la agrupación Fosalba, a la que pertenece su presidente. ASSE dijo estar de acuerdo con la reforma, pero lo mirará con lupa, de la misma forma que el SMU mira al organismo actualmente
 
Fuente: elobservador.com.uy 30/8/2015
Su voto: Nada