Gollan y Alak firmaron convenio para garantizar la atención integral a las víctimas y sobrevivientes de Cromañón

El ministro de Salud de la Nación y su par de Justicia y Derechos Humanos firmaron un convenio de colaboración entre ambas carteras para consolidar la red de efectores de salud nacionales que brinda asistencia integral a las víctimas y familiares de Cromañón.
  
El acuerdo le otorga al centro especializado en atención a víctimas “Dr. Fernando Ulloa”, dependiente de la cartera de Justicia, la coordinación de dicha red y el seguimiento de los tratamientos, contención y asistencia prioritaria o de urgencia para las personas que, directa o indirectamente, fueron afectadas por aquella tragedia.
 
“Siéntanse acompañados, acompañados todo el tiempo por el Estado nacional y si no lo estamos haciendo bien, hagánnoslo saber porque en estos 12 años hemos podido empezar a reconstruir el derecho a reclamar”, les dijo Gollan a los sobrevivientes y familiares que participaron del acto que se llevó a cabo en la sede de la cartera sanitaria.
 
“El Ministerio de Justicia pone a disposición toda su estructura para tratar a las víctimas de casos traumáticos como éste”, afirmó por su parte Alak, quien destacó “la calidad humana y profesional del Centro Ulloa, que estará a disposición de las víctimas de la tragedia de Cromañón”.
 
A pedido de los familiares y sobrevivientes de Cromañón, que ante la falta de una atención específica en la ciudad de Buenos Aires demandaron asistencia de diferentes ministerios nacionales, el Centro Ulloa comenzó en 2013 un trabajo de asistencia a un número importante de víctimas en tratamientos en salud mental, para evitar las graves consecuencias que genera el desamparo.
 
En este contexto, el presente convenio establece formalmente la creación de una red de efectores en el sistema de Salud Público que garantiza una línea de acción prioritaria para la asistencia inmediata de las víctimas.
 
Celeste Oyola, sobreviviente de la tragedia e integrante de la Coordinadora “Memoria y Justicia x Cromañón”, calificó de “logro histórico de la mano de un Estado presente” el convenio firmado esta tarde, ya que beneficiará a las víctimas y familiares de una “cobertura inmensa” en materia de salud física y psicológica.
 
La joven de 29 años recordó que la Ciudad de Buenos Aires aprobó por unanimidad una ley de reparación integral, aunque consideró que la misma “tiene falencias, como por ejemplo no cubrir la salud” más allá del ámbito capitalino.
 
Oyola, que vivió casi toda su vida en Villa Celina, partido de La Matanza, de donde eran oriundas muchas de las víctimas, lamentó que 17 sobrevivientes de Cromañón se hayan suicidado en los años posteriores a la tragedia.
 
De la firma del convenio participaron también el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda: el secretario de Salud Comunitaria, Nicolás Kreplak; el secretario de Promoción y Programas Sanitarios, Federico Kaski; y la directora del Centro Ulloa, Julieta Calmels, además de integrantes de la Coordinadora Memoria y Justicia x Cromañón.
 
“Este convenio sintetiza el trabajo que comenzó hace tiempo de asistencia en salud en una de las tragedias más grandes de nuestro país”, sostuvo Calmels, quien reiteró que el presente acuerdo “implica la creación de una red de asistencia integral para víctimas de Cromañón con hospitales nacionales y el Centro Ulloa”.
 
En este marco, la cartera sanitaria aportará profesionales y hospitales nacionales en red, mientras que el Centro Ulloa será uno de los ámbitos de asistencia y centro de referencia para derivaciones, constituyendo en la práctica una red de efectores de salud nacionales que coordinará la contención y la asistencia prioritaria o de urgencia, informó el Ministerio.
 
El incendio de Cromañón, ocurrido la noche del 30 de diciembre de 2004, fue la mayor catástrofe no natural que tuvo lugar en el país y dejó un saldo de 194 personas fallecidas, alrededor de 700 heridos y más de 2.000 personas afectadas directa o indirectamente.
 
Fuente: Telam.com.ar 11/8/2015
Su voto: Nada