Una joven de 22 años decidió enfrentarse a su enfermedad sin ser transplantada

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Padece fibrosis quística, una enfermedad que podría terminar con su vida en un año, pero ella sólo quiere completar su lista de deseos antes de morir.
 
Una joven de 22 años que padece fibrosis quística, una enfermedad que afecta pulmones y sistema digestivo, rechazó los trasplantes que podrían salvarle la vida porque dice que "está lista para morir", siempre y cuando pueda cumplir con una lista de objetivos que se propuso.
 
Channan Petrides, oriunda de Essex, Reino Unido, sabe a la perfección que su esperanza de vida es muy limitada si no se somete a la operación: los médicos le anticiparon que será de alrededor de un año. Pero también sabe y es consciente de que el trasplante de corazón y pulmones al que debería someterse es muy riesgoso, que hay altas probabilidades de que no sobreviva a la operación y que, en cualquier caso, no es seguro que el donante adecuado llegue a tiempo.
 
En cambio, la joven quiere dedicar su último tiempo con vida a cumplir una lista de objetivos que van desde asistir a un concierto y a una gran fiesta hasta pasear en helicóptero sobre Londres, según informó el sitio Daily Mirror.
 
Otro de los objetivos inmediatos de Channan es recaudar fondos para la investigación de la fibrosis quística que ella misma padece.
 
El planteo de la muchacha es que prefiere disfrutar lo que le reste por vivir en lugar de estar pendiente de la posible operación: "Sé que corro un riesgo muy grande, pero quiero disfrutar todo el tiempo que me quede de vida en vez de estar sentada al lado del teléfono esperando una llamada que quizás no se produzca", explicó Channan a Daily Mirror.
 
Fuente: diarioveloz.com 06/06/2015
 
Su voto: Nada