Terapia para aliviar las migrañas en niños y adolescentes

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Una psicoterapia que enseña relajación y técnicas de superación.
                                           
Los niños y adolescentes con migraña crónica tratados con terapia cognitivo conductual (TCC), una psicoterapia que enseña relajación y técnicas de superación, pasaban significativamente menos días con dolor de cabeza, señala un estudio.

"Es un tratamiento basado en el aprendizaje: una persona joven aprende habilidades y las aplica en la vida diaria", dijo el autor principal, doctor Scott Powers, codirector del Centro de Cefaleas del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, Ohio.

Las migrañas son cefaleas graves, a veces con sensibilidad a la luz, alucinaciones visuales o náuseas, que provocan discapacidad durante horas o días. Las padecen principalmente las mujeres.
Se calcula que un 2 por ciento de los adultos sufren de migraña crónica (dolores de cabeza graves durante por lo menos 15 días por mes). El 1,75 por ciento de los niños padece la forma crónica de la migraña, según publica el equipo en JAMA.

A pesar de su gravedad y elevada frecuencia en la población de niños y adolescentes, no existen tratamientos pediátricos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.
A veces, se les indica el antidepresivo amitriptilina (ex Elavil, de AstraZeneca) y algunos estudios habían sugerido el uso de la TCC.
Al azar, 135 pacientes de entre 10 y 17 años participaron de sesiones de TCC o un programa educativo sobre dolor de cabeza. Todos estaban utilizando amitriptilina.

Los participantes asistieron a ocho sesiones, cada una de una hora por semana, de educación o TCC, seguidas de sesiones de refuerzo a las 12 y 16 semanas, más otras tres sesiones al año siguiente.

Al grupo tratado con TCC se le ofreció una versión modificada de un programa que entrena en habilidades para controlar el dolor con relajación y biofeedback para registrar la respuesta corporal a las técnicas. El otro grupo, en cambio, conversó sobre el dolor de cabeza con atención de terapeutas.

El estudio se realizó entre octubre del 2006 y septiembre del 2012. Al inicio del estudio, los participantes tenían migrañas en 21 de 28 días, con un nivel de discapacidad de 68 puntos en una escala en la que puntajes superiores a 50 indican que los síntomas son graves.

A los 12 meses, la cantidad de días con dolor de cabeza se redujo a la mitad en el 86 por ciento del grupo tratado con TCC y en el 69 por ciento del otro grupo. "No podemos eliminar las migrañas, pero sí reducirlas significativamente", dijo Powers.

El 88 por ciento del grupo tratado con TCC finalizó el estudio con 20 puntos en la escala de discapacidad, comparado con el 76 por ciento del otro grupo (un resultado menor que 20 equivale a discapacidad leve o nula).
En un editorial, Mark Connelly, codirector de la Clínica Integral de Cefaleas de los Hospitales y Clínicas de Niños Mercy, Kansas, Missouri, publicó que existe evidencia de que la combinación de fármacos con TCC es efectiva contra la migraña crónica, lo que no significa que esté disponible en poco tiempo.

El equipo no analizó los costos del programa, pero Powers adelantó que el tratamiento costaría menos que un estudio por imágenes, como una resonancia magnética.

Su voto: Nada