Gripe A: Algunas provincias no superan el 15% de inmunizados

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
El bajo nivel de menores de edad vacunados este año contra la gripe A es un motivo de preocupación para funcionarios e infectólogos. Sólo el 22% de los niños de 6 meses a dos años recibió la segunda dosis.
Pese a ser una inmunización gratuita para los niños de seis meses a dos años, sólo el 60 por ciento de ese grupo etario recibió la primera de las dos dosis necesarias para protegerse contra tres virus de influenza, entre ellos el H1N1 que causó una gran epidemia en 2009.

Entre temores y olvidos de los padres, más alguna desconfianza por desconocimiento de pediatras al recomendar la aplicación de la vacuna, el final de julio encuentra a sólo el 22 por ciento de esos menores resguardados por ambas dosis.

Diferente es el caso de las personas que integran los llamados grupos de riesgo, es decir, aquellos cuyas enfermedades los vuelven menos tolerantes a toda clase de gripes, pues, en esos casos, se alcanzó a inmunizar al 95 por ciento, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.

Si bien el virus sincicial respiratorio (VSR) domina en estos momentos las enfermedades tipo influenza, con más del 80 por ciento de los casos registrados, los especialistas afirman que los virus de la gripe tratados en la vacuna trivalente avanzan al retirarse el VSR. Por eso, recomiendan no demorarse en la vacunación.

"Es fundamental aumentar las coberturas de vacunación de influenza en pediatría", fue el mensaje que la Sociedad Argentina de Pediatría envió el martes pasado en un correo electrónico a todos sus afiliados.

Esa entidad impulsó a los pediatras a despejar dudas sobre la utilidad de la inmunización. "Aún estamos en condiciones de indicar esta vacuna en los niños previendo la posibilidad de un aumento de casos de influenza en primavera", sostuvo.

Hasta el momento, fue ínfimo (apenas el 0,2 por ciento de las muestras) el virus H1N1, de la gripe A, detectado en menores de cinco años, pero entre las personas de seis a 64 años se dio en el 11 por ciento, según las estadísticas del Ministerio de Salud.

"Es importante saber que la vacuna es segura", comentó Angela Gentile, jefa del departamento de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. La especialista explicó que en ese hospital se observa un ligero descenso de los casos de VSR y que después de los picos de ese virus es cuando más se presentan los casos de influenza.

Por eso, Gentile pidió reforzar la tarea de vacunación: "Es una vacuna nueva y es un esfuerzo grande que se hace porque, en cuatro meses, hay que vacunar a más de un millón de chicos y hacer el seguimiento para que reciban la segunda dosis".

Es que puede considerarse que un niño está inmunizado realmente sólo después de recibir la segunda dosis, al menos con tres semanas de distancia de la primera aplicación.

Ese refuerzo necesario fue dado al 22% de los niños entre los seis meses y los dos años. Y, en algunos distritos, fue mucho más bajo el porcentaje: Santa Cruz (13%), Corrientes (14%) y Santiago del Estero (15%).

"Es posible que la población se haya relajado un poco después del miedo y la angustia de 2009. Pero no debe olvidarse la importancia que tiene el sistema de vacunación para que no se repitan epidemias", indicó Luis Crovetto, director de Medicina Preventiva de Buenos Aires.

Ese distrito se mantiene en el porcentaje promedio nacional en la vacunación de menores, pero completó la imnunización del ciento por ciento de los mayores de 65 años y de los grupos de riesgo.

"La población de riesgo es sensible de por sí a mantenerse informada sobre las vacunas que necesita; a los padres y a los pediatras hay que seguirlos un poco más, al menos hasta que esta nueva vacuna esté asimilada por todos como algo necesario", dijo Crovetto.

El caso Mendoza

En Buenos Aires se observó que la gente se había acercado más a vacunarse tras el brote de gripe A en Mendoza, a mediados del mes pasado. "Se notó la diferencia", explicó Crovetto.

Esa inmediata reacción social frente a una alerta permite establecer que se había perdido el miedo a la gripe después de la epidemia de 2009. Algo de eso pasó en Mendoza, según diferentes especialistas, ya en es uno de los distritos con menores niveles de vacunación en casi todos los grupos. En la provincia donde se dio el único foco en este año de H1N1 fallecieron cuatro personas.

Uno de los decesos fue de una embarazada y sólo el 52 por ciento de ese grupo está inmunizado en Mendoza. Esa cifra sólo supera en el orden nacional a San Luis (37%) y Santa Cruz (36%). Los mendocinos mayores de 65 años son los que tienen menos cobertura contra la gripe (30%), mientras que el porcentaje general de vacunación en esa provincia alcanza el 59 por ciento, apenas por encima sólo de Formosa.

CLAVES

60%

Primera dosis
La Sociedad Argentina de Pediatría también considera bajo el porcentaje de menores de 6 meses a 2 años que recibieron la primera dosis de la vacuna antigripal.

41%

Porcentaje bajo en San Luis
Pocos menores puntanos recibieron la primera dosis de la vacuna contra el virus de la gripe.

13%

Santa Cruz, en deuda
La provincia patagónica tiene el porcentaje más bajo, en comparación con los menores de 6 meses a dos años a los que se aplicó la segunda dosis.

30%

Mayores mendocinos
Mendoza tiene peor porcentaje de vacunación en personas mayores de 65 años.

- Primera vez. La vacuna trivalente contra los virus de la influenza se implantó este año en el calendario nacional de vacunación. Es gratuita para los denominados grupos de riesgo.

- Los grupos. La cobertura oficial de vacunación está dirigida a menores de seis meses a dos años, embarazadas, puérperas, mayores de 65 años, personas con riesgos adicionales de salud, personal médico y de servicios esenciales.

- Recomendación. La Sociedad Argentina de Pediatría impulsó a sus afiliados a asegurarse de que los niños fueran vacunados con las dos dosis necesarias para completar la inmunización.

Daniel Gallo
Fuente: La Nación
03/08/11

Su voto: Nada