Prepagas: las condiciones para contratar las nuevas coberturas más baratas

 El Gobierno autorizó los contratos sin el PMO completo que una empresa venderá solo a quienes tengan obra social; diferencias en el sector.

 
Las empresas de medicina prepaga comenzarán a vender un nuevo tipo de plan de salud, que incluye solo algunas prestaciones y no la totalidad de las incluidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO), que sí está contemplado en la generalidad de los contratos actuales.
 
Sin embargo, para acceder a los llamados planes de cobertura parcial -o, al menos, a los que hasta ahora fueron aprobados para su venta- se exigirá tener ya una cobertura completa del Programa Médico Obligatorio (PMO). Es decir: los planes podrán ser comprados por quienes estén afiliados a una obra social, al PAMI o incluso a alguna prepaga o mutual y quieran complementar esa cobertura con servicios que ofrezca otra entidad para algunas prácticas (podría ser, por ejemplo, para elegir tener determinados prestadores).
 
En esos casos no podría ocurrir, entonces, que personas o familias afiliadas a una prepaga se "bajen" de su plan a uno parcial que será, lógicamente, de menor precio.
 
Por ahora hay tres planes aprobados por la Superintendencia de Servicios de Salud. En varias entidades dijeron a la nacion que están preparando los suyos para presentarlos y pedir autorización para venderlos. Si en todos los casos se incluirá la condición de tener una cobertura de PMO es algo que se conocerá en los próximos tiempos, a medida que se aprueben (o no) las propuestas. Algunas prepagas diseñarán planes sin restricción.
 
Los ya existentes son dos planes que ofrecen prestaciones de atención ambulatoria (uno con y otro sin coseguros) y uno que prevé servicios de internación. Los vende Swiss Medical y fueron autorizados por la disposición 900 de la Gerencia de Control Prestacional de la superintendencia. Los planes ya habían obtenido el visto bueno de una comisión permanente creada por la ley de regulación de prepagas, en la que hay representantes del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Comercio.
 
"Los afiliados a obras sociales podrán contratar una parte de los servicios del PMO si no les satisfacen los que les brinda la cobertura que tienen", dijo a la nacion Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical. Los precios dependerán de la edad de los afiliados (como pasa con los contratos actuales) y, según estimó el ejecutivo, costarán alrededor de 30% de la cobertura completa.
 
Desde el Gobierno, fuentes del área de Salud señalaron que, por ahora, no ingresaron más pedidos de autorización. Y consideraron que lo más probable es que se adopte la exigencia de que el contratante tenga ya cubierto el PMO.
 
"Estos planes permiten complementar la cobertura a la que los ciudadanos tienen derecho por la Constitución [en el sector público] o por estar en el sistema de seguridad social (obras sociales) -evaluó Hugo Magonza, presidente de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami)-. Es muy probable que sean beneficiarios quienes no puedan pagar coberturas totales". El Cemic, la entidad de la cual él es director general, presentará para su aprobación planes que podrían ser comprados por usuarios sin obra social.
 
Magonza agregó que "en ningún lado la normativa dice que no se les pueden vender estos planes a las personas con cobertura del Estado". Parte del sector de la salud privada hace esa lectura. E interpreta que el recaudo de tomar solo personas con el PMO cubierto busca evitar problemas judiciales. "Parece muy riesgoso trabajar con estos planes, salvo si son personas con obra social; si no, si un reclamo se judicializa, no veo chance de ampararse en las exclusiones si se mira cómo resuelven hoy los jueces", apuntó un abogado de empresas.
 
Las prepagas fueron reguladas por ley en 2011. Pero la obligación de que todos los afiliados accedan al PMO completo (que también rige para las obras sociales pero no para el sector público) existía desde antes. La ley ratificó esa obligación y dispuso excepciones: aclaró que pueden ofrecerse planes parciales solo para odontología o de emergencias y traslados. También dejó esa opción para las entidades que trabajan solo en una localidad y tienen no más de 5000 usuarios. Además, se habilitó a la superintendencia a proponer "nuevos planes de coberturas parciales" a instancias de la comisión biministerial antes mencionada, que se puso en funcionamiento recién este año.
 
Según Magonza, "la ley permite planes parciales y la decisión de a quiénes vender es comercial; mi opinión es que se le puede vender a quien pida el servicio". Más aún: agregó que la norma no permite discriminar en la venta de planes.
 
"No son planes sustitutivos de cobertura, sino complementarios", dijo por su parte Jorge Piva, presidente de Medifé. La empresa prepara planes que se ofrecerán a quienes tengan obra social.
 
fuente: lanacion.com
 
Su voto: Nada