El rol de las empresas en la salud de sus empleados

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Hay indicios de que la generación actual de jóvenes, en particular, está experimentando incrementos significativos de deterioro en su salud mental
Según estudios de la Universidad de Bonn y el King's College, la falta de sueño puede llegar a producir síndromes muy similares a la esquizofrenia, una enfermedad mental que afecta funciones cerebrales tales como el pensamiento, la percepción, las emociones y la conducta. Y es que la salud mental está interconectada con otros aspectos de la salud.
 
La gravedad manifestada como resultado de las enfermedades mentales a nivel mundial sigue siendo un problema que empeora con el pasar del tiempo. Se estima que los problemas de salud mental afectan ahora a alrededor de 700 millones de personas en todo el mundo.
 
Datos de la Organización Mundial de la Salud sugieren que la depresión y los trastornos de ansiedad se incrementaron en un 54 % y un 42 %, respectivamente, entre 1990 y 2013. Asimismo, se encuentran en el segundo y séptimo lugar, respectivamente, en la carga mundial de morbilidad; y cinco de las 20 primeras son enfermedades mentales.
 
No todos los datos confirman que la prevalencia de los problemas de salud mental va en aumento, pero hay indicios de que la generación actual de jóvenes, en particular, está experimentando incrementos significativos.
 
 
¿Qué está contribuyendo a estos patrones de mayores experiencias negativas? El primer impulsor potencial que se consideró son los estresores sociales.
 
Las transformaciones complejas, sociales, tecnológicas y relacionadas con el trabajo, están teniendo un profundo impacto en las experiencias que viven las personas. Los cambios más amplios en la estructura del trabajo y en su lugar en la sociedad son una fuente adicional de estrés potencial.
 
Por supuesto, no todos los problemas de salud mental registrados en el lugar de trabajo son resultado del trabajo en sí, pero los empleadores y los organismos reguladores deberían garantizar que las condiciones de trabajo no sean desencadenantes ni exacerbantes de este tipo de problemas.
 
Es recomendable la revisión de las disposiciones de salud y seguridad para tomar más en cuenta el bienestar, tanto físico como mental, incluyendo programas que apunten a un balance saludable entre la vida y el trabajo.
 
A la hora de diseñar un Programa de Beneficios, de acuerdo con datos del Estudio de Tendencias en Beneficios 2018 de Mercer Marsh Beneficios en Argentina, las empresas se preocupan por ser competitivas en este terreno.
 
Un aspecto a tener en cuenta en la actualidad tiene que ver con la convivencia simultánea de cuatro generaciones dentro de un mismo ambiente laboral: Baby Boomers, Generación X, Generación Y (millennials) y generación Z (centennials). Cada una de ellas está atravesando una instancia diferente de la vida.
 
A la hora de diagramar un Programa de Beneficios, se debe contemplar dentro de la estrategia un análisis poblacional que nos permita detectar las necesidades de cada generación.
 
Dentro de los beneficios tradicionales, en Argentina, la Cobertura Médica es el beneficio más valorado por todas las generaciones, y de acuerdo al estudio, su prevalencia es del 92 por ciento.
 
Por otro lado, la calidad de vida es considerada uno de los impulsores de la rotación del personal, por lo que los beneficios se convierten en una alternativa clave para mejorar el balance vida-trabajo. Una tendencia creciente en los últimos años consiste en implementar beneficios que contribuyan al bienestar del empleado y les permita optimizar su tiempo no sólo durante las horas laborales sino también en su vida personal.
 
Si bien los beneficios son útiles a la hora de retener al personal clave, aquellos relacionados a la flexibilidad pasaron a ser un requisito importante para las nuevas generaciones al momento de optar por un empleo u otro. 
 
De acuerdo a estudios de Marsh a nivel global, 51% de todos los empleados desean mayor flexibilidad que la que tienen actualmente. En Argentina, el 62% de las empresas líderes otorga horario flexible a sus empleados, permitiéndoles de esta manera el ingreso y salida de la oficina con distintas franjas horarias.
 
Otro beneficio con prevalencia alta en Argentina (60%) es el de las vacaciones adicionales a las legales. Esto se debe a que los días de vacaciones por ley en nuestro país están dentro de los más bajos de la región.
 
Aquellas empresas que tienen un esquema de movilidad entre las filiales de distintos países de Latinoamérica deben armonizar el beneficio de las vacaciones, teniendo en cuenta la legislación de cada país y sumando días adicionales para obtener un beneficio más equitativo.
 
Un buen programa de beneficios complementa la oferta salarial para ofrecer a los empleados y a las nuevas contrataciones, una verdadera propuesta diferenciadora que ayude a incorporar y retener a nuestro capital humano.
 
Fuente: iprofesional.com 30/4/2019
Su voto: Nada