Científicos argentinos lograron detener la migración de células vinculadas a un tipo de cáncer

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

Investigadores del Conicet y de la Universidad Nacional de Rosario lograron detener el avance de un cáncer de hígado mortal.
 
El carcinoma hepatocelular o hepatocarcinoma es un tipo de cáncer de hígado que se encuentra en el segundo puesto entre los más letales. Investigadores del Conicet y de la Universidad Nacional de Rosario lograron disminuir la velocidad de movimiento de las células tumorales.
El biólogo Christian Favre explicó la importancia de este descubrimiento: "El carcinoma hepatocelular es un cáncer de hígado que ocupa el segundo puesto entre los cánceres más letales. Esto se debe, en gran parte, a su alta velocidad metastásica intra y extra hepática".
 
A través de una larga investigación, los científicos del Conicet y de la UNR, lograron detener el avance de las células mediante el quite de glucosa y la administración de una droga utilizada en el tratamiento de la diabetes.
"En este caso se estudió la migración y la invasión de células, cómo se modificaban ante un estrés de energía, que es básicamente sacarle a las células su comida", señaló Favre.
 
El estudio fue publicado por la revista Scientific Reports y surgió a partir del trabajo realizado por un equipo de investigadores del Instituto de Fisiología Experimental (Ifise, Conicet-UNR) liderado por Favre.
 
"En medio del cultivo les limitamos la cantidad de azúcar y estudiamos los procesos que desata la célula tumoral, ante esa señal de quitarle azúcar", precisó, y explicó que desde 2009 estudian "a nivel molecular de qué manera las células normales y tumorales del hígado toman distintos caminos cuando son sometidas a estrés energético".
 
A través de una estrategia de activación de AMPK (un conjunto enzimático que regula el organismo), con metformima (droga utilizada en pacientes diabéticos) y la restricción de la glucosa del medio de cultivo celular, lograron conducir a nuevas respuestas antitumorales.
 
 
Favre describió que "cuando se analizó la capacidad migratoria e invasiva de esas células, se comprobó que ante la falta de glucosa, más la presencia de metformina en su medio de cultivo, las células migraban e invadían en menor medida que en condiciones normales".
 
Como resultado de esta investigación, consiguieron que las células tumorales se muevan a menor velocidad, reduciendo su capacidad de metástasis.
 
Fuente: diariopopular.com.ar 21/3/2019
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.