La fraternidad es a la salud individual, lo que la responsabilidad social es a la salud de la empresa

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Una ecuación nos servirá para meternos en este tema.
FRATERNIDAD = RESPONSABILIDAD SOCIAL
SALUD SALUD EMPRESARIA
 
La vieja “fraternité” que los franceses enarbolaban en 1789 como lema de los nuevos tiempos (o viejos, pero mejores), está siendo retomada en las modernas definiciones de salud. “Poder ser libres, poder ser felices, poder ser solidarios “ suena -en estas épocas- un poco más apropiado que aquel “ estado de bienestar bio-psico-social” de la OMS.
 
Es que los sentimientos que se tienen al ser parte de una sociedad con metas comunes, con posibilidades de ayuda mutua, lazos, protección , colaboración, altruismo, integración y equidad, no son sino parte de la necesaria salud “social” . Y la carencia o desprecio por estas ideas, importa – en estas concepciones - un sesgo enfermo de nuestra existencia individual , en sociedad.
 
El concepto se traslada, se proyecta, se amplifica consciente o inconscientemente a las gestión “saludable” de las empresas.
 
La Responsabilidad Social Empresaria (RSE) o como se la llame, nos es más que el accionar de la empresa en el medio ( interno, externo e intermedio ) en el que funciona en términos de altruismo, posibilidades de ayuda mutua, lazos sociales, protección , colaboración, integración, equidad, cuidado del medio , de las personas involucradas , lo que no es otra cosa que la parte necesaria de su salud “social”.
 
Las empresas que pretenden sobrevivir y crecer ya no son extractivistas y depredadoras, sino conservacionistas y cuidadoras en pos de aportar a mejorar el capital social y la calidad de vida de toda la comunidad donde se desarrolla.
 
Individualmente, ser fraternos y solidarios, nos aportará plenitud, felicidad y finalmente salud. A la empresa, crecimiento, sustentabilidad y competitividad. Es casi lo mismo.
 
Por el Dr. Enrique De Michele elmedicoauditor.com 
 
Su voto: Nada