Brote de hantavirus

Rubinstein dice que está controlado, pero los vecinos no quieren iniciar las clases

En su visita a la localidad de Bariloche, el secretario de Salud nacional sostuvo que la situación en la vecina Epuyén está “en un claro camino de control”. Pero en la llamada Comarca Andina ponen dudas, en especial por el inicio del ciclo lectivo.

A poco de cumplirse tres meses del inicio del brote de hantavirus en el sur de la Argentina, la zona de Epuyén mantiene las medidas de aislamiento, pese a que en el inicio de febrero se anunciaron algunas flexibilizaciones de las restricciones. Con la confirmación de los contagios entre personas, las autoridades insisten con esta estrategia, aunque en su visita a Bariloche el secretario de Salud nacional dijo que el brote está “en un claro camino de control”. el entusiasmo de las autoridades nacionales no se condice con lo que pasa en la zona. Vecinos de la llamada Comanda Andina dicen que el inicio de clases de este año debe ser postergado, ya que podría poner en riesgo la salud de los alumnos y docentes, y reavivar los contagios, luego de los 11 muertos y más de 30 casos confirmados. Los funcionarios defienden la actuación de los equipos sanitarios, y remarcan que “podría haber sido una tragedia”. 
 
El secretario Rubinstein visitó la localidad de Bariloche, donde entregó equipamiento y una ambulancia para el hospital Ramón Carrillo local. En esa oportunidad, el funcionario habló de la actualidad del brote de hantavirus, que la semana pasada generó un nuevo caso luego de varias semanas sin novedades. “La contingencia está en un claro camino de control”, y que por el accionar sanitario conjunto entre las provincias y la nación, “evitamos una tragedia”. “Tenemos la confirmación de que la transmisión es por contagio interhumano de la cepa del virus Andes Sur y que ha tenido una mutación genética que aumentó su virulencia y su transmisibilidad”, afirmó Rubinstein durante la conferencia de prensa en la localidad del sur argentino. Rubinstein agregó que “se han tomado las medidas apropiadas entre Nación y las provincias de Chubut y de Río Negro” y afirmó estar “muy satisfecho”. “Podría haber sido una tragedia esto y la verdad es que trabajando articuladamente y bien las provincias y Nación, creo que hemos evitado una tragedia” enfatizó. 
 
Producto del brote aún permanecen algunas personas con aislamiento domiciliario selectivo en distintas localidades de Chubut. Ayer el informe del Ministerio de Salud de Chubut indicó que no queda ningún paciente internado por este virus en esa provincia. Tampoco hay casos en Río Negro. Pese a esto, vecinos de la Comarca Andina, que forman las localidades de Epuyén, Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén y Cholila, enviaron una carta donde le piden al ministro de Salud de Chubut, Adrian Pizzi, y a su par de Educación, Graciela Cigudosa, su presencia "en carácter de urgente en la localidad andina de Epuyén a los efectos de llevar adelante una reunión para consensuar con ellos la fecha de inicio de actividades escolares en razón de la emergencia sanitaria por hantavirus", que provocó 11 muertos. "Entendemos que la celeridad por retomar las actividades normales no puede poner en riesgo a ninguna persona más. Los tiempos epidemiológicos pueden no coincidir con los deseos y decisiones de las autoridades, pero son los que deben respetarse en virtud de la seguridad de todos y todas", señalaron en el texto. 
 
Patricia Dambielle, vecina de Epuyén e integrante de la mesa de acción y prevención contra el virus que transmite el ratón colilargo, dijo que los docentes debían presentarse hoy jueves y los alumnos el 11 de marzo, y evaluó que como "el último caso fue el 8 de febrero, por lo tanto no pasan los 45 días del período de incubación para ninguna de las dos fechas". "No queremos que el Ministerio de Salud "sugiera" o "recomiende" al Ministerio de Educación los pasos a seguir, sino que asegure que se pueden retomar las actividades sin riesgo alguno", agregaron los vecinos en la carta a la que adhiere Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Regional noroeste del Chubut. 
 
Por último, en una reunión que tuvo lugar esta semana en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) en Buenos Aires, el gobernador, Mariano Arcioni y el secretario General del Consejo, Juan José Ciácera, firmaron dos convenios destinados en primer lugar a la asistencia financiera a las empresas afectadas por la contingencia sanitaria ocurrida en la provincia por el hantavirus. También acordaron la realización de distintos estudios y proyectos que forman parte del Programa de Desarrollo Chubutense. De esta manera, el organismo federal puso a disposición del Gobierno del Chubut una línea de créditos para brindar asistencia financiera a las Micro, pequeñas y medianas empresas afectadas. Así el CFI dispondrá de hasta 10 millones de pesos para ser destinados específicamente a los sectores productivos involucrados, sobre la base de las normas crediticias y operativas de la “Línea de Emergencia” que otorga préstamos de hasta 100 mil pesos; con una tasa de interés del 0 por ciento; un plazo de amortización de 4 años, con 1 de gracia incluido; y garantías a sola firma.
 
Fuente: miradaprofesional.com 22/2/2019
Su voto: Nada