Nueva droga logra remitir la leucemia más común en adultos

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

Recientemente aprobado por la Amnat, este medicamento combina dos fórmulas ya utilizadas en los tratamientos contra la leucemia linfocítica crónica (LLC), y logra que el 90% de los pacientes remitan, es decir, que su enfermedad llega a niveles indetectables y ello se sostenga en el tiempo.
Se trata de un nuevo avance contra esta patología oncológica que representa el 30% de los casos de leucemia.
 
Una nueva droga recientemente aprobada por la Anmat logra la remisión de la leucemia linfocítica crónica (LLC), la más frecuente en adultos, en nueve de cada diez pacientes, afirmaron desde la Asociación Leucemia Mieloide Argentina (Alma).
Se trata de la combinación de dos medicaciones que ya estaban disponibles en el país, pero que juntas demostraron "resultados jamás logrados, ya que no sólo el 90% de los pacientes remiten, es decir, que su enfermedad llega a niveles indetectables, sino que esa remisión se sostiene en el tiempo", afirmó a la agencia Télam Fernando Piotrowski, director ejecutivo de Alma.
"Cada pequeño paso que da la ciencia nos genera expectativas y renueva nuestro entusiasmo en el camino que recorremos con la enfermedad que nos toca atravesar. En este tipo de leucemia -que representa el 30% del total-, los últimos años fueron muy prometedores y este nuevo avance es una gran noticia", destacó.
 
Hasta hace poco tiempo, la LLC se trataba fundamentalmente con quimioterapia. Luego se aprobó la primera terapia dirigida, que no sólo permitía evitar la quimioterapia sino que mejoraba la calidad de vida de los pacientes, ya que los eximía de los efectos secundarios de ese tratamiento.
 
 
Ahora, los médicos podrán indicar esa droga en combinación con otra, que según un estudio internacional presentado en diciembre en el congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología, que se realizó en los Estados Unidos, es "uno de los avances más significativos del año".
Además, el estudio mostró que la nueva opción terapéutica, que combina venetoclax y rituximab, es un tratamiento "finito", ya que sólo debe seguirse por dos años.
 
"En otras leucemias se obtienen remisiones completas, pero muchos pacientes deben recibir medicación de por vida. Por eso es sumamente esperanzador contar con opciones que permitan frenar el tratamiento sosteniendo la remisión", sostuvo Piotrowski.
 
Y completó: "Confiamos en que es sólo cuestión de tiempo hasta que la ciencia nos permita ganarle definitivamente a leucemias como ésta, porque ya estamos viendo avances profundamente significativos".
 
Fuente: mdzol.com 11/1/2019
Su voto: Nada