Los enfermos crónicos buscan cada vez más medicamentos en la Salud Pública

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

El desempleo y la pérdida de poder adquisitivo de los rosarinos se hace notar en los efectores públicos.
En los últimos seis meses, se abrieron 5300 historias clínicas familiares en toda la ciudad, es decir, recibieron por primera vez atención en un establecimiento de la Salud Pública.
 
Lo más destacado de esta cifra, que ya tenía un antecedente similar en 2017, es la gran cantidad de personas con enfermedades crónicas que buscan su medicación, a pesar de contar con obra social o prepaga, en la red municipal de salud.
 
"Hicimos el análisis en dos semestres, uno que involucraba al 2017 y otro que finalizó el mes pasado, y la tendencia en ambos fue en el mismo sentido: el incremento de apertura de historias clínicas familiares", señaló el secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana, en diálogo con Rosarioplus.com.
 
Según explicó el funcionario, en el último semestres, más del 50 por ciento de las historias clínicas que se iniciaron fue por la pérdida de trabajo de los integrantes de la familia. "El otro porcentaje de consulta que se incorpora son familias que, si bien tienen una obra social o prepaga, van a buscar una prestación o retirar un medicamento a un efector", indicó el especialista en medicina general y familiar.
 
 
Caruana destacó el funcionamiento de la salud pública en Rosario pese a los ajustes
"Vemos un aumento de pedido de medicación de enfermedades crónicas, como la diabetes, hipertensión arterial, problemas cardiológicos o del colesterol", comentó Caruana y agregó: "Por ahorro, por mejoramiento de la economía familiar, van a retirar el medicamento al sector público".
 
En cuanto a la financiación del sistema de salud pública de Rosario, ante el crecimiento de la demanda y la crisis económica nacional, el secretario dijo: "Con toda la complejidad económica, hemos podido funcionar y llegar a fin de año sosteniendo las prestaciones"
 
"El impacto socio económico de las políticas del gobierno nacional no serían lo mismo si no tendríamos esta infraestructura de salud pública en la ciudad", afirmó el funcionario y concluyó: "Tenemos asumido que la salud es un derecho humano".
 
Las farmacias en caída
 
Mientras la demanda de medicamentos en la red municipal de salud se incrementa, las farmacias rosarinas concluyen "un año muy malo".
 
"Las dispensas (ventas) han bajado muchísimo y la rentabilidad de la farmacia ha caído", afirmó Fanny Rochi, presidenta del Círculo de Prestaciones Farmacéuticas de Rosario, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.
 
Según detalló la farmacéutica, desde mitad de año la caída de las ventas fue "terrible", redondeando un 2018 "muy malo".
 
"El valor de la farmacia se viene cayendo porque la rentabilidad es baja", indicó y comentó: "El Pami nos pagan una parte y el resto a 60 días, por lo tanto, con la inflación la pérdida es importante".
 
Sobre el precio de los productos que comercializa, Rochi dijo: "Al no haber ventas, no se puede aumentar el precio de los medicamentos, se van haciendo pequeños ajustes".
 
 
Por su parte, un informe de la Confederación Farmacéutica Argentina remarcó que en 2018 la dispensa de los medicamento tuvo una brusca caída. "En los años 2015 y 2016, el nivel de dispensas se mantiene casi estable, en 2017 hay un aumento considerable y en 2018 una brusca caída", expresa el relevamiento.
 
"Comparando enero a agosto de 2017 con 2018, podemos observar que, salvo los meses de enero, febrero y abril, donde el nivel de dispensas aumenta, en los cuatro meses restantes disminuye, siendo el mes de junio el que presenta la baja más pronunciada, llegando al 13,67%", indicaron desde la entidad.
 
 
En el análisis mensual, tomando agosto y septiembre de 2018, la caída de ventas en determinados productos como la insulina fue de 10,40%, antidiabéticos orales de 6,17%, antiepilépticos de 9,41%, entre otros. 
 
Fuente: rosarioplus.com 26/12/2018
Su voto: Nada