La regla de "las tres R" para la aplicación de vacunas antes de un viaje

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Con la cuenta regresiva a las vacaciones de verano, la primera entrega de "Stamboulian talks" ahonda sobre los alcances de la medicina del viajero como instancia necesaria antes de subirse al avión.
 
Por Daniel Stamboulian
 
Profesor Emérito de Infectología de la Facultad de Medicina de la UCES y Voluntary Profesor of Medicine of the University of Miami
 
Se trata de una disciplina que engloba diferentes ramas de la medicina: epidemiología, infectología, salud pública, medicina tropical, pediatría, medicina de altura y áreas afines como la geografía, todas unidas con el objetivo en común de evaluar cuáles son los riesgos de salud de una persona que viaja.
 
La especialidad hace foco en dos grandes poblaciones, desde el punto de vista individual cuidando la salud de la persona que viaja, y desde el punto de vista de la comunidad teniendo en cuenta que una persona que viaja puede transmitir alguna enfermedad desde el lugar de origen y trasladarla al destino incluso con la posibilidad de instalar algún brote o epidemia.
 
"Desde 1960 hasta proyecciones hechas hasta 2020 se observa un crecimiento exponencial de las personas que viajan. Se estima que mil millones de personas viajan a nivel mundial por año y Europa es el destino más visitado", señaló el médico infectólogo de la División Medicina del Viajero de Stamboulian Servicios de Salud, Pablo Elmassian, quien remarcó que se observa "una tendencia creciente de destinos no convencionales de elección a lugares que se asocian a la presencia de enfermedades consideradas tropicales o subtropicales".
 
 Se estima que mil millones de personas viajan a nivel mundial por año y Europa es el destino más visitado
 
Según el especialista, "los problemas de salud más frecuentemente reportados por las personas que viajaron entre 2007 y 2011 fueron enfermedades gastrointestinales (más de 40 mil consultas), seguido de síndromes febriles sistémicos y enfermedades dermatológicas".
 
Un dato que destacó es que "menos de la mitad de las personas habían tenido una consulta pre viaje, instancia que podría haber evitado muchas de estas situaciones".
 
Y tras señalar que "existen tres momentos clave para atender la salud de las personas que viajan", Elmassian puntualizó: "El pre viaje, idealmente debe darse de cuatro a seis semanas antes para poder instalar todas las medidas preventivas, durante el viaje, aunque sea a distancia para recomendar algún centro de atención o metodología a seguir una vez desencadenado algún síntoma y post viaje, para la atención de algún problema de salud instalado y con miras a hacer el correspondiente tratamiento médico".
 
Una persona que viaja puede transmitir alguna enfermedad desde el lugar de origen y trasladarla al destino (Getty)
Una persona que viaja puede transmitir alguna enfermedad desde el lugar de origen y trasladarla al destino (Getty)
En la consulta pre viaje, según señaló el experto, se evalúan las características del viajero, el destino al que va a visitar, el tipo de viaje, las actividades, el tipo de alojamiento, sus antecedentes personales y de vacunación.
 
"Una recomendación en la que se hace mucho hincapié está asociada con las vacunas y aquí la regla de las tres R es la que rige los criterios a seguir", explicó Elmassian, quien detalló: "Debe diferenciarse las que son de rutina, las recomendadas y las requeridas".
 
"Muchas veces los adultos no conocen el estado de su calendario de vacunación y un viaje es el momento ideal de repasarlo", señaló el especialista sobre las vacunas de rutina. "Las recomendadas son aquellas consideradas cuando una persona viaja a un destino que la expone al riesgo de contraer una enfermedad, mientras que el prototipo de las requeridas es la vacuna de la fiebre amarilla -especificó-. Desde 2016 se demostró que una única dosis brinda inmunidad y protección de por vida".
 
El objetivo de Stamboulian talks es transmitir a través de exposiciones atractivas y sintéticas aspectos interesantes, importantes o novedosos en temas sanitarios. La meta es que cada presentación sirva de disparador para que la audiencia se sienta motivada a profundizar, indagar, crear conciencia o pasar a la acción en relación a los temas presentados.
 
Ver video: www.infobae.com/america/tendencias-america/2018/11/05/la-regla-de-las-tres-r-para-la-aplicacion-de-vacunas-antes-de-un-viaje/
 
Fuente: infobae.com 7/11/2018
Su voto: Nada