El Gobierno explicó por qué autorizó la venta de Misoprostol para abortos no punibles

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Misoprostol en farmacias

 
Desde la Secretaría de Salud de la Nación, consideraron que este medicamento es clave para disminuir los traumas que provocan las internaciones.
 
Luego de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) autorizara la venta de misoprostol en farmacias de todo el país, adonde llegará antes de fin de año, la Secretaría de Salud de la Nación se sumó al apoyo del Misop 200, el flamante medicamento, considerándolo esencial para interrumpir embarazos.
 
"Existen múltiples indicaciones ginecológicas y algunas obstétricas para el uso del misoprostol en dosis que no requieren internación. Sería traumático internar a una mujer para una práctica como esa en casos como inducción del trabajo de parto en mujeres a término, procedimientos como retención de huevo embrionario, aborto espontáneo incompleto, dilatación de cuello cervical para histeroscopías y algunas causales de abortos complicados espontáneos".
 
Fuente de la Secretaría agregaron que "esto también incluye la interrupción legal del embarazo por las causales exceptuadas en la normativa vigente. En los casos en que sea utilizado para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), previstas en el Código Penal, tiene que ser usado antes de las 10 semanas en base a la evidencia científica, que recomienda su administración ambulatoria. Luego de la semana diez, en los casos de ILE, se requiere internación".
 
Sobre el arribo del misoprostol a las farmacias, aseguraron desde la Secretaría de Salud que no es una novedad. "Se vende en farmacias desde 1998 en distintas dosis y combinaciones. El Misoprostol 25 está aprobado en el país desde 1998 y desde hace años también está aprobada la comercialización del Misoprostol 200 en combinación con Diclofenac, bajo el nombre comercial Oxaprost, de laboratorio Beta".
 
Desde la cartera de salud afirmaron que desde hace tres meses está aprobado el Misoprostol 200 -de Laboratorio Domínguez- para uso institucional y hospitalario. "Ahora lo que se ha aprobado es una nueva presentación de este laboratorio (Misop 200, 12 comprimidos vaginales) para su venta en farmacias. Este expendio es bajo estricta prescripción efectuada por un médico y con receta archivada, duplicado para asegurar trazabilidad".
 
Marcelo Peretta, al frente del sindicato de farmacéuticos de todo el país, dijo que van a promover la entrega del medicamento. Aunque explicó que los farmacéuticos, "al igual que los médicos", tienen el derecho a la objeción de conciencia. "No creo que en una farmacia cercana a una iglesia evangelista vendan el misoprostol", ejemplificó. También dijo que el farmacéutico debería vender el producto a la persona que figura en la receta y no a un tercero. Y, agregó: "Darle las indicaciones de cómo tomar y usar el medicamento y advertir sobre los efectos secundarios".
 
La droga es considerada uno de los medicamentos "esenciales" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para interrumpir embarazos. En Argentina podrá comenzar a comprarse con receta archivada de un médico que asegure que se trata de una Interrupción Legal del Embarazo (ILE). 
 
En el país el aborto es legal por causales desde 1921, cuando una mujer es violada o su salud o su vida corren peligro. Este derecho no se cumple en forma pareja en todo el país. De hecho la Corte Suprema de Justicia dictó el fallo FAL en 2012 para ratificar este derecho que ya está en el artículo 86 del Código Penal y exhortó a todas las provincias a que adhieran al Protocolo de ILE del Ministerio de Salud de la Nación.
 
Hasta ahora, esta droga se distribuye sólo en hospitales que realizan ILE. La novedad es que ahora los ginecólogos la podrán recetar a sus pacientes en el consultorio cuando consideren que la mujer está bajo alguna de las circunstancias que prevé la ILE. 
 
Acerca del producto Misop 200, la ANMAT señaló que "el misoprostol produce maduración cervical, dilatación y reblandecimiento del cuello uterino, disminuyendo la cantidad de fibra de colágeno y permitiendo que se intercale entre ellas una mayor cantidad de agua. Además, y de forma consecutiva, el misoprostol aumenta la frecuencia y la intensidad de las contracciones del músculo liso uterino, de forma que las fibras se orientan en el sentido de la tensión ejercida sobre ellas, facilitando así la expulsión del contenido del útero. Estas propiedades permiten su utilización en la maduración cervical previa a una histeroscopía, o en otros procedimientos ginecológicos que requieran acceder a la cavidad uterina en la inducción del parto, en la prevención o tratamiento de la hemorragia posparto, o en la interrupción del embarazo en las condiciones establecidas por la legislación vigente en nuestro país".
 
Fuente:clarin.com 31/10/2018
Su voto: Nada