Preocupa el crecimiento de una rarísima enfermedad similar a la polio que afecta a los chicos

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Los especialistas desconocen cómo se produce la enfermedad, no tiene tratamiento específico y tampoco se sabe cuáles son sus consecuencias a largo plazo.
Una grave enfermedad paralizante similar a la poliomielitis, que afecta principalmente a los niños, alcanzó este otoño boreal su punto máximo en Estados Unidos, aunque todavía es extremadamente rara, anunciaron las autoridades sanitarias de ese país. 
 
Después de picos similares en 2014 y 2016, en la misma época del año, la parálisis flácida aguda (PFA) experimentó una docena de casos en agosto y septiembre, según un informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la autoridad que controla las epidemias e interviene para contenerlas. 
 
Un niño con PFA murió el año pasado. Algunos se han curado rápidamente, mientras que muchos permanecen paralizados en brazos y piernas. La enfermedad, contra la cual no existe un tratamiento específico, afecta el sistema nervioso, en la médula espinal. 
"Es un misterio", dijo Nancy Messonnier, directora del centro nacional de vacunación y enfermedades respiratorias. Desde 2014 se han confirmado un total de 386 casos, de los cuales el 90% son menores de 18 años. La edad media es de unos cuatro años. Este año se han confirmado 62 casos, un número comparable a 2014 y 2016, pero la temporada no ha terminado y se están estudiando otras decenas de casos. 
 
El origen de la enfermedad es enigmático. No es el virus de la polio, confirmó el CDC. La PFA puede ser causada por un enterovirus o rinovirus, pero estos virus solo se han encontrado en algunos pacientes, lo que no explica la aparición de picos al final del verano boreal.
La geografía tampoco parece ser un factor, ya que los casos confirmados se distribuyen en 22 de los 50 Estados del país. "No sabemos quién tiene el mayor riesgo de desarrollar PFA, o las razones que pueden causarla, no entendemos las consecuencias a largo plazo de la PFA", dijo Messonnier. Pero aproximadamente una de cada millón de personas en Estados Unidos se infecta cada año, dijo. 
 
"Los padres deben saber que la PFA es muy rara, incluso con el aumento actual en el número de casos", dijo la funcionaria.
 
Fuente: tn.com.ar 19/10/2018
Su voto: Nada