La salud, un problema con varias miradas

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Las irregularidades detectadas por Apross dejan una sensación: los más afectados son siempre los mismos. 
 
La auditoría encargada por Apross (Administración Provincial del Seguro de Salud) en el interior cordobés es contundente. La mitad de los pacientes aseguran que, para ser atendidos, sus médicos les cobraron más del coseguro estipulado. El tradicional e irradicable “plus”.
 
A la vez, eso derivó en la sanción a más de 140 profesionales, en especial en algunas zonas de la provincia, tal como se puede ver en el mapa de la página 5.
 
A eso está dedicado el Primer plano de hoy, que se complementa con testimonios de muchos pacientes que corroboran la situación en numerosas localidades.
 
Apross sancionó a casi 150 médicos por cobrar plus exagerados
Se espera una auditoría similar para la Capital, pero esta no registraría tantas irregularidades, ya que allí la competencia es mayor y los prestadores no quieren perder pacientes.
 
El problema de la atención a la salud tiene muchas aristas, la mayoría de las cuales suelen ser reflejadas en este medio, en especial cuando surgen historias que no dejan dudas sobre la injusticia hacia los afectados. Y que suelen resolverse con amparos judiciales.
 
Pero, más allá de esos casos –que implican una crítica a Apross–, muchos médicos admiten las irregularidades señaladas en la auditoría mencionada. Pero señalan otra realidad. Por ejemplo, que un especialista reciba 225 pesos de Apross por una consulta –más los 60 de coseguro que paga el paciente–, cuando el Colegio Médico de Córdoba establece que el arancel mínimo de carácter ético es 780 pesos. O que les demoren meses para renovar un contrato vencido, o que les congelen valores de prácticas en las que se usa material que aumenta todos los meses, por nombrar algunos de esos argumentos defensivos.
 
En la auditoría hay irregularidades muy graves, como la de facturar por consultas y prácticas que nunca se realizaron. Una cosa es criticar y tratar de cambiar un sistema, y otra pasarle por arriba para “compensar” lo que creemos que nos deben.
 
Como sea, los más afectados siempre son los mismos.
Fuente: lavoz.com.ar 14/10/2018
Su voto: Nada