Farmacias dicen que el corte de PAMI tuvo “gran impacto” y siguen negociando

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

El martes se levantó la medida de fuerza, que tuvo gran adhesión en toda la Provincia. El balance de los farmacéuticos es positivo, y recordaron que mantienen el pedido para que haya cambio de fondos en el acuerdo, como la baja de las bonificaciones.

La obra social primer dijo estar al día, pero luego retrocedió y adelantó cerca de 300 millones de pesos.

Luego de una teleconferencia realizada con dirigentes de toda la provincia de Buenos Aires, los farmacéuticos bonaerenses analizaron el impacto del corte de servicio del PAMI, que termino ayer martes. La medida de fuerza comenzó el sábado pasado, en reclamo a un cambio de fondo en el acuerdo con la entidad en materia de dispensa de medicamentos, que por las condiciones económicas del país quedó muy desactualizado. En la reunión virtual de las farmacias, se habló de un corte que tuvo “gran impacto”, que en algunos distritos alcanzó al 100 por ciento de los mostradores. Además, se ratificó la lista de reivindicaciones que se presentó la semana pasada, que incluye la baja de las bonificaciones, y el rol de la Defensoría del Pueblo. Desde la obra social primero dijeron que no existía deuda con las farmacias, pero luego anunciaron un adelanto en los pagos. Esta semana se esperan novedades respecto de los reclamos, y no se descarta una nueva reunión de las partes. 
 
El corte de servicios a afiliados del PAMI alcanzó a medicamentos e insumos que se entregan al 100 por ciento, exceptuando tratamientos oncológicos. “La medida tuvo un gran impacto en la región, en algunos partidos llegó al 100 por ciento”, expresó el Colegio de Farmacéuticos bonaerense, mediante un comunicado emitido luego de una reunión virtual con dirigentes de todas las filiales. “La participación de las filiales en los medios de cada partido fue también esencial, porque el tratamientos de cada región es particular y reflejar esas diferencias es muy importante”, agregó la dirigencia farmacéutica. El corte del servicio se levantó luego que se analizaran dos medidas tomadas por el PAMI: el anticipo del pago de la tercera cuota de la deuda que mantiene la industria con el sector minorista, y el aumento del 7,9 por ciento de los llamados “precios PAMI”, que habían sido fijados a principio de año con una inflación proyectada del 15 por ciento (ver documento adjunto). 
 
Con estos dos avances, se levantó la medida, a la espera que la obra social convoque a seguir negociando cambio de fondos en el acuerdo. La semana pasada, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) y la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (AFMSRA) se reunieron con funcionarios del PAMI y referentes de la industria farmacéutica para plantear las necesidades de los mostradores. El pedido concreto es la baja de dos puntos de las bonificaciones para atender la obra social, el pago de la deuda de 1.100 millones de pesos, que se acorten los plazos para saldar las facturas, y el fin de los “precios PAMI”, y que el valor de los tratamientos se fije a partir de los niveles del IPC nacional. La entidad nacional pidió 15 días para analizar las propuestas y dar una respuesta, que se espera llegue en los próximos días. 
 
En medio del corte de servicios, el PAMI emitió un comunicado donde negó la deuda que mantiene con el sector, a través de los laboratorios, pero después retrocedió y adelantó los fondos de una cuota. La entidad afirmó que “cumple regularmente con los pagos a farmacias por los medicamentos entregados a jubilados”, y agregó que los desembolsos se realizan “tal como está estipulado en el convenio vigente con las Cámaras de Laboratorios”. Mediante un comunicado de prensa la obra social de los jubilados insistió que “PAMI no tiene relación contractual ni deuda alguna con las farmacias”. Asimismo, el organismo indicó también que autoridades del organismo “recibieron el jueves pasado a representantes de las cámaras de laboratorios y entidades farmacéuticas, con el fin de generar un espacio de diálogo para que las partes alcancen una solución a la deuda reclamada por las farmacias”. “El convenio entre PAMI y las cámaras de laboratorios está vigente, por lo que debe asegurarse la normal dispensa de medicamentos, con los beneficios de precios diferenciales para todos sus afiliados y los descuentos habituales que brinda PAMI”, insistió. Sin embargo, a las pocas horas se informó que “debido a la situación actual entre las Cámaras de Laboratorios y las farmacias de distintas regiones del país adelantaron una cuota del pago mensual a las Cámaras de Laboratorios, con el compromiso de que sea transferido de inmediato a las farmacias”. De esta manera, la entidad giró 300 millones de pesos correspondientes al pago que debía abonarse el 30 de septiembre, con el objetivo de “mejorar las condiciones financieras de las Farmacias y lograr que se normalice la dispensa de medicamentos” 
 
Sobre la reunión pendiente, las autoridades expresaron que “seguirán arbitrando los medios que tenga a su alcance para que los laboratorios y las farmacias lleguen a un acuerdo sin afectar la prestación habitual que reciben los afiliados”. “PAMI convoca nuevamente a las partes a mantenerse dentro del marco del diálogo iniciado el jueves, donde se podrá discutir abiertamente todas las alternativas sin poner en riesgo la entrega de medicamentos a los afiliados de la obra social”, concluyeron.
 
Fuente: miradaprofesional.com 20/9/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.