Ya son dos las provincias que evalúan llamar a médicos venezolanos para cubrir sus vacantes

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp


Faltan profesionales. Son Jujuy y Río Negro. La mitad de los recién llegados a la Argentina tienen el perfil de profesional generalista que más se necesita. 

Ya son dos las provincias que planean incorporar médicos venezolanos en sus centros de salud. “El objetivo es cubrir la demanda insatisfecha en el primer nivel de atención. En Río Negro y Jujuy evalúan sumar especialistas de Venezuela en Medicina Familiar o General", afirma Sandra Fraifer, directora nacional de Salud Familiar y Comunitaria del Ministerio de Salud. De los médicos que llegaron por la crisis de ese país, casi la mitad se dedica a la rama generalista, según detallaron a Clarín desde la Asociación de Médicos Venezolanos de Argentina. Sin embargo, advierten que la certificación de los títulos hace que se demore la contratación.
 
“En los últimos dos años, llegaron 390 médicos de Venezuela aunque recién entre un 10% y un 15% completó los trámites para poder ejercer en Argentina”, precisa Juan Villalobos, de la Asociación de Médicos Venezolanos de Argentina. Y agrega que, del total, 178 están formados en Medicina General o Familiar. El resto se dedica a otras ramas: hay especialistas en Pediatría, Ginecología, Cardiología, Neurocirugía, Neumonología y Anestesiología entre los que decidieron mudarse al país.
 
Según Villalobos, ya hay médicos trabajando en Provincia de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. “Muchos esperan los papeles, todos están atentos a las convocatorias que surjan en otras partes del país”, sostiene el médico venezolano que resalta que, si se tiene en cuenta a todos los profesionales que trabajan en el área de la salud (incluidos los odontólogos, enfermeros, nutricionistas, radiólogos y psicólogos), son más de 2.000 los venezolanos que arribaron al país en el último tiempo.
El proyecto más concreto hasta ahora es el de Río Negro, aunque según reconocen desde la cartera de Salud local avanza lentamente. A pesar de que ofrecen un salario alto y en algunos casos vivienda, no son abundantes las consultas hasta el momento. “Hubo interesados de Venezuela pero tienen que legalizar sus títulos”, explican desde Río Negro.
 
El año pasado, en la provincia patagónica arrancaron una campaña para seducir a profesionales de todo el país para que se radiquen en sus ciudades y pueblos. Los salarios ofrecidos superan los 40 mil pesos de base, cifra que con las guardias toca los 80 mil pesos.
Río Negro necesita alrededor de 60 profesionales. Y no sólo en Medicina General. También faltan obstetras y pediatras, entre otros. A principios de año, había dos cargos disponibles en Sierra Colorada, una comunidad ubicada en pleno desierto de Río Negro, pero solo se cubrió uno a pesar de que al salario se le incluía una casa. No todos los puestos son para destinos con baja población. Los hospitales de General Roca, Cipolletti y Bariloche, ciudades de más de 100 mil habitantes, necesitan médicos de manera urgente.
 
Colaboró Claudio Andrade desde Río Negro
 
Fuente: clarin.com 6/8/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.