Los bebés menores de un año que viajen a la Unión Europea deben vacunarse de sarampión por un brote

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 

La Asociación Española de Pediatría recomienda adelantar la administración de la inyección debido a una epidemia en países como Francia, Alemania o Italia
Los bebés menores de un año que viajen a países de la Unión Europea como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Grecia o Rumanía deberán vacunarse antes contra el sarampión debido a la epidemia que están padeciendo estas zonas. La vacuna del sarampión está incluida en la triple vírica —junto a paperas y rubeola— que en España se administra a los bebés por primera vez al cumplir los 12 meses.
Hasta ahora, los niños menores de un año no estaban inmunizados contra esta contagiosa enfermedad, cuyas complicaciones pueden ser graves e incluso mortales. Pero el secretario del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Francisco José Álvarez, ha recomendado que todos los niños de entre seis meses y un año que vayan a viajar a otros países acudan a su pediatra para adelantar la administración de la vacuna.
 
"Ahora mismo en Europa tenemos un epidemión de sarampión terrible", ha explicado. Álvarez sostiene que "si es estrictamente imprescindible" viajar a otros países de la Unión Europea con niños mayores de seis meses —antes no se puede administrar la vacuna—, "se recomienda adelantar la triple vírica".
 
El sarampión es una enfermedad propia de la edad infantil causada por un virus. Su principal síntoma es la aparición de manchas de Koplik — lesiones pequeñas e irregulares en la boca de color rojizo con el centro blanco—. Los niños que la padecen también pueden presentar fiebre alta y tos. La enfermedad se puede complicar y afectar al aparato respiratorio de los menores causándoles laringitis, bronquitis e incluso neumonía.
 
Esta vacuna no es la única que se debe administrar a los bebés cuando se van a viajar al extranjero. Álvarez recomienda a los padres que van a visitar con sus hijos países de fuera de Europa que acudan al pediatra unos dos meses antes. También pueden asistir a un centro de Vacunación Internacional para solicitar información sobre las inmunizaciones necesarias.
 
Por ejemplo, la de la hepatitis A se puede poner a partir de que el bebé tiene un año y es necesaria para viajar a todos los países que no estén en la Europa Occidental, Japón, Corea, Australia y EE UU. El riesgo de adquirir esta enfermedad, advierte Álvarez, es "muy alto" en determinadas zonas si se consume agua o alimentos contaminados. Para viajar a algunos países fuera de Europa también es recomendable la vacuna de la fiebre tifoidea que, en este caso, no se puede administrar hasta los dos años de edad.
 
Mientras tanto, hay algunos lugares a los que los menores de dos años no deberían viajar. El secretario del Comité Asesor de Vacunas de la AEP ha afirmado que en países de Sudamérica, Asia y África existen muchas enfermedades transmisibles que no cuentan con una vacuna para evitar su contagio.
 
Fuente: elpais.com 24/7/2018
Su voto: Nada