La Nación busca alternativas para obras sociales en problemas

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Taricco, superintendente de Servicios Sociales, apunta a la viabilidad. REUNIONES. Gijena, Taricco (centro) y Alfredo Torres, delegado territorial. 
 
El superintendente de Servicios Sociales de la Nación, Sandro Taricco, aprovechó su visita a esta provincia para reunirse con directivos de la Obra Social de la Asociación de Prensa de Tucumán (APT). En diálogo con LA GACETA, la máxima autoridad del país sobre las prestadoras sindicales detalló que están trabajando para darles cobertura a los tratamientos que se van incorporando por ley a los distintos programas. Además, relató que están llevando a cabo charlas con diversas entidades para que puedan confederarse o agruparse, ya sea por actividad, por volumen de afiliados o niveles de aportes y contribuciones. “Hemos iniciado ese proceso buscando que sean sólidas y tengan un padrón que las sustente y pueda ser viable”, explicó en la sede de Prensa de Junín 775, donde fue recibido por el titular de la APT, Oscar Gijena.
 
-¿Cuáles son los objetivos de esta visita y de la reunión?
 
-Es muy importante tener el contacto. La mayoría de las veces, (a los directivos de las obras sociales sindicales) los recibo en mi oficina (en Buenos Aires), pero siempre es mejor ver en el lugar cómo están trabajando; más allá de que vengan mis auditores, siempre te encontrás con cosas nuevas que entusiasman. Nosotros tomamos decisiones, y si conocés mejor, las decisiones que tomás pueden ser más adecuadas. Esta es la obra social más grande de todas del rubro de prensa, y por eso tengo que estar cerca, como también lo estoy de aquellas que son más chicas o se están desarrollando. Y a las que están con dificultades las visito más seguido.
 
-¿Y cuáles son las algunas de esas dificultades?
 
-No me gustaría hablar en particular o ponerle un rótulo a alguna, porque detrás de eso hay afiliados que después se angustian. Pero estamos trabajando en conjunto a ver qué soluciones podemos llevarles. Por ejemplo, confederar algunas obras sociales o buscar que sean absorbidas por otras que tienen mayor estructura, y por ahí les falta más gente; no es una tarea sencilla ni que se pueda colocar dentro de un marco único, hay que adaptarlo. Una obra social es gente que tiene carencias, hay enfermos crónicos, todo un cuidado sobre cada una de estas personas que es muy particular; cada situación es particular y tenemos que analizarla en su conjunto y siempre con el foco en las personas, los beneficiarios.
 
 
-Mediante leyes, se van incluyendo prestaciones obligatorias a las obras sociales. ¿Cómo impacta eso, se lo acuerda previamente?
 
-Esa es una de mis preocupaciones más importantes. En primer lugar, el tema de los amparos. La continuidad de los amparos con determinadas tecnologías o medicamentos genera una habitualidad, y esa habitualidad, un derecho; pero esos derechos hay que financiarlos. Por ejemplo, ahora se está tratando el tema del aborto (en el Congreso). Me preocupa ver cómo se va a financiar y estamos estudiándolo, si tenemos que hacer un reintegro o subsidio. Estamos trabajándolo. En salud los recursos siempre son escasos, y ese es el tema de la manta corta: que cuando tiramos de un lado nos destapamos de otro; pero sí, estamos haciendo esas evaluaciones y nos preocupan.
 
Fuente: lagaceta.com.ar 6/7/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.