Una joven murió durante un estudio de rutina en un centro médico de Recoleta

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
María Cristina Portillo Martínez se antendió en el Diagnóstico Médico, en Junin 1023, donde la trataban por una lumbalgia aguda
Se trataba de un sencillo estudio de rutina por una lumbalgia. Y no debía durar más de 20 minutos. Pero por alguna razón aún indeterminada, la intervención a la que anteayer se sometió María Cristina Portillo Martínez, de 27 años, en el centro Diagnóstico Médico, en Junín 1023, en Recoleta, se complicó. Y la paciente murió.
 
"Sufría de una lumbalgia aguda que le causaba dolores muy fuertes en la espalda", explicó Patricia Apesteguy, abogada de la familia, del estudio ASK. "Mientras le realizaban un bloqueo radicular [la aplicación de un anestésico local en una zona inflamada], la paciente sufrió un shock anafiláctico que la condujo a la muerte", precisó. Aunque existe una sospecha de mala praxis, Apesteguy aclaró que para conocer la causa de la muerte aún hay que esperar al resultado de la autopsia, que se le practicó ayer a las 19 en la Morgue Judicial, y cuyos resultados preliminares estarían disponibles hoy. "No existen antecedentes de un fallecimiento durante un estudio de este tipo", alertó.
 
Así anunció la médica la muerte de la joven 3:27
Video: https://www.lanacion.com.ar/2148677-una-joven-murio-durante-un-estudio-de-rutina-en-un-centro-medico-de-recoleta
 
Según contó el cuñado de Portillo Martínez, Maximiliano Mostoni, a Café de la tarde, que emite LN+, la joven llegó al centro médico acompañada por su mejor amigo, que fue identificado como Álvaro, que la esperó en los pasillos del lugar. Pero los 20 minutos que debía tomar el estudio comenzaron a prolongarse. Entonces, de acuerdo a lo relatado por Mostoni, Álvaro notó que se registraba un ir y venir nervioso de muchos médicos. Hasta que después de una hora y media de espera una doctora le explicó que habían surgido complicaciones en el estudio, y que tras la aplicación del bloqueo la paciente se descompuso y dejó de responder. Entonces, contó Mostoni, 15 médicos buscaron reanimarla. Pero los esfuerzos resultaron inútiles. Álvaro ya fue citado a declarar como testigo.
 
De origen paraguayo, Portillo Martínez tenía DNI argentino y vivía en el país con su hermana Liz, mientras que sus padres residen en Paraguay.

Fuente: lanacion.com.ar 30/6/2018 

Su voto: Nada