Córdoba Hospitales: más cortes de cinta que nuevos médicos y enfermeros

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
En cinco años se abrieron hospitales y se crearon servicios, pero según datos del presupuesto, hubo una merma de cargos. Salud asegura que hay 36 puestos más, contando otras áreas también.
 
Más inauguraciones con una planta de personal casi congelada o en descenso. En los últimos cinco años, los hospitales públicos provinciales sumaron más servicios y centros, pero perdieron 255 cargos médicos y 553 de enfermería, según se detalla en los presupuestos 2013 y el actual, o se crearon apenas 36, si se da por cierto el registro –que difiere del presupuestario– que tiene la cartera sanitaria.
 
Según la información de los anexos “planta de personal por programa” de los presupuestos 2013 y 2018, los puestos de enfermería se redujeron un 11 por ciento, mientras que la planta de médicos se achicó un seis por ciento.
 
En este rubro publicado en el sitio web de Finanzas de la Provincia –como parte de un plan de mejora en la transparencia de la información–, se detalla la cantidad de recursos humanos prevista por hospital. Si se comparan las categorías de médicos, enfermeros y auxiliares de enfermería, la caída total fue de 808 agentes.
De acuerdo con esta información oficial, en 2013 la Provincia proyectó ocupar a 8.809 profesionales en hospitales. Para este año se prevén 8.001, es decir 808 menos.
 
Para el Ministerio de Salud provincial, los presupuestos son “una foto que va variando”. Y aportó registros de su propia Dirección de Recursos Humanos, que no son enteramente comparables. A partir de los sueldos que se liquidan por mes, la cartera sanitaria contabilizó 11.177 médicos y enfermeros en 2013, mientras que dijo tener 11.213 en marzo de este año, sumando todos los destinos laborales, no sólo los hospitalarios. Eso le da 36 agentes más. No se detalló hospital por hospital y sí se sumó a los médicos y enfermeros que se desempeñan en las actividades centrales del Ministerio, los centros asistenciales comunitarios de Capital y otros servicios.
 
Nuevos servicios
En cinco años, se creó un nuevo hospital (el Pasteur, de Villa María, que con sus 114 camas y alta complejidad reemplazó al viejo). También se ampliaron otros tres centros: el Arturo Illia, de La Calera; el San Vicente de Paul, de Villa del Rosario; y el Eva Perón, de Santa Rosa de Calamuchita. Además, se dotó de personal al Florencio Díaz, del sudeste de la Capital, que no prestó servicios durante varios años. De hecho, en 2013 no tenía médicos asignados.
 
La lista continúa con nuevos servicios en hospitales preexistentes, como el centro de rehabilitación del Misericordia, la Unidad de Cuidados Coronarios del Hospital de Niños y el área de cirugía ambulatoria del Tránsito Cáceres. En salud mental, se abrieron 33 centros de asistencia de adicciones en la provincia. Todo eso con la planta de salud casi sin variantes.
 
“El fenómeno de retracción de la oferta de salud pública se está dando incluso en hospitales que fueron pensados para alta complejidad, como el Pasteur. Por falta de personal calificado, entre otras cosas, no están resolviendo los casos más críticos”, cuestionó Ernesto Gagliano, titular de la Cátedra de Salud y Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba.
 
Mientras que el Estado amplió su infraestructura en mediana y alta complejidad, el sector privado se contrajo. En cinco años cerraron 82 clínicas, en su mayoría del interior, según datos del Registro de Unidades de Gestión de Prestaciones de Salud (Rugepresa). A su vez, el aumento de la pobreza impactó en los hospitales públicos.
 
Nelson Montoya Jaramillo, especialista en Salud Pública y Auditoría Médica, agregó: “Los hospitales no sólo deben dar respuesta a los que se quedaron sin trabajo, sino también a quienes, aun teniendo obra social, no acceden a ciertas prestaciones, por no estar contempladas en el Programa Médico Obligatorio”.
 
Según datos del Ministerio de Salud provincial, el 47 por ciento de los niños que nacen en Córdoba lo hacen en el sistema público. Y el 40 por ciento de los pacientes hospitalarios cuenta con obra social.
 
El detalle del personal que se desempeña en la administración pública confirma que mientras la Provincia sumó 7.697 empleados entre diciembre de 2013 y el mismo mes de 2017, lo que llevó la planta a 128.943 agentes (6,3 por ciento más), Salud agregó 26 recursos humanos: pasó de 11.754 empleados a 11.780.
 
Volátiles
El 43,5 por ciento de la planta de salud trabaja actualmente bajo la modalidad transitoria, esto es, contratos, monotributos, residencias. El porcentaje viene creciendo: en 2013, el 32,3 por ciento del plantel se desempeñaba con contratos volátiles.
 
Esta información se desprende del anexo “personal ocupado en la administración pública”, que la Provincia envía al Ministerio de Economía de la Nación por la Ley de Responsabilidad Fiscal.
 
En números absolutos, en diciembre de 2017 se contabilizaron 11.780 agentes en la planta de salud (ahora sí sumando administrativos y otros profesionales de la salud). De ellos, 5.134 agentes figuraban como “transitorios”.
 
Francisco Fortuna, ministro de Salud provincial, dijo que esta situación cambiará con la ley de pase a planta permanente –sancionada en diciembre pasado–. El concurso alcanzaría en Salud a cerca de tres mil agentes, unos 2.500 correspondientes a equipos hospitalarios.
 
El tercer dato de este informe fue construido con lo que la Provincia estimó gastar en cada hospital en el pago de salarios de personal efectivo versus temporario. De estos registros, surge que los fondos se repartieron en partes iguales: de 5.924 millones de pesos en salarios, 2.897 millones se destinaron al personal temporario. Es decir que el 48 por ciento de los recursos fueron a contratos con fecha de vencimiento.
 
Fuente: lavoz.com.ar 13/5/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.