Avanza la ley del Defensor del Médico y el Enfermero de Guardia

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Tiene media sanción del Senado. Buscan incorporar cambios para fortalecerla y hacerla más abarcativa.
Es una forma de proteger de los hechos delictivos al personal de la salud
resiones y ataques de diversa índole, que incluyen amenazas con armas blancas, asaltos a mano armada para robar sus vehículos, robo de cámaras de seguridad, golpes de puño y hasta profesionales que han sido arrastrados por el piso varios metros son sólo una parte de la innumerable cantidad de hechos delictivos que sufren a diario los trabajadores de la salud, "el sector que más cuida la vida de la comunidad y que quizás mayor desprotección sufre", señalaron desde AMPROS.
 
Tal como lo enunciara hace un tiempo la secretaria general, María Isabel Del Pópolo, la inseguridad en los efectores de salud pública –hospitales, áreas y centros de salud– puede rozar en algunos lugares los límites de la tragedia.
Por tal motivo, la senadora justicialista Ana Sevilla mantuvo un encuentro con la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud, a fin de poner en conocimiento a la entidad gremial del proyecto de ley del Defensor del Médico y el Enfermero de Guardia, que cuenta con "media sanción de Senadores y que actuaría ante las situaciones de violencia que padecen los profesionales".

Aunque el proyecto pasó a Diputados, el encuentro fue clave para incorporar algunos cambios importantes. "Nos llevamos sugerencias para mejorar la ley y analizar la modificación del Código de Faltas, a fin de encauzar las sanciones para quienes agredan a los trabajadores de la salud", aseveró la legisladora provincial.
 

En este sentido, la licenciada Sevilla enfatizó que "la iniciativa original contempla a médicos y enfermeros. Hay tres cosas que me llevo de este encuentro con la doctora Del Pópolo: ampliar la defensoría a todo el horario de atención y no sólo durante las guardias, ya que el profesional está siempre expuesto; que se incorporen otras profesiones, sobre todo en instituciones de alta vulnerabilidad, y, por último, la modificación del Código de Faltas. Revisaremos el hecho de que si no cumple con sus objetivos, deberemos efectuar cambios".
 
"Así como ya se creó la figura del Defensor del Policía y del Docente, quienes hoy tienen la responsabilidad de cuidarnos y de salvar nuestras vidas están absolutamente desprotegidos ante el Estado. Con la sanción de esta ley, desde Salud el trabajador agredido contará con un equipo que lo ampare y represente legalmente", concluyó Sevilla.
 
La médica Gladys Velázquez relató: "Las agresiones son constantes en todos los efectores de salud y a toda hora. Si esta ley es limitada, no brindará los resultados que esperamos. Como entidad gremial solicitamos que se extienda el defensor del profesional de la salud al ámbito del Ministerio de Desarrollo Social, en organismos tales como OTC, DINAF y OAL, donde se presentan situaciones de alto riesgo cuando los profesionales deben retirar a los niños de sus hogares por casos de maltrato o abuso y los familiares ejercen violencia inusitada contra estos trabajadores".
 
El médico Daniel Jiménez, secretario gremial de AMPROS, concluyó: "La acción llega tarde, porque el hecho ya ocurrió y nuevamente la pregunta que nos hacemos es ¿quién cuida a los que cuidan? El objetivo sería lograr la prevención de esta problemática. Creo que efectivamente esto no servirá si no contamos con una ley pasible de cambios, que implique que si un paciente agrede al trabajador de la salud será sancionado con días de arresto más una multa".
Fuente: diariouno.com.ar 8/5/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.