Dengue: confirman 19 casos autóctonos en la Ciudad de Buenos Aires

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Son de personas sin antecedentes de viajes a zona de circulación conocida del virus.
Desde el 1º de enero se registraron 19 casos confirmados de dengue en residentes de la Ciudad de Buenos Aires, sin antecedentes de viaje. La información fue ratificada por fuentes del Ministerio de Salud del Gobierno porteño.
 
También se confirmaron 21 casos de dengue en pacientes con antecedente de viaje a zonas con circulación viral conocida. Todos se encuentran evolucionando favorablemente.
La prevención y el control del mosquito Aedes aegypti se basa en prevenir la aparición del mosquito adulto y la aparición de formas inmaduras, impidiendo que lleguen al estado de adultos. Al ser el mosquito una especie con hábitos domiciliarios que se cría en recipientes con agua, se recuerdan las medidas que deben ser tomadas con el fin de eliminar huevos y larvas:
 
• Limpiar, fregar y secar bien el interior de recipientes que pueden juntar agua.
 
• Tirar agua hirviendo en canaletas y rejillas. Además cubrir las rejillas con tela mosquitera.
 
• Dejar dados vuelta los envases que pueden acumular agua.
 
• Evitar tener recipientes con agua acumulada.
 
• Renovar agua de floreros y mascotas cada 2 o 3 días.
¿Cómo es el mosquito?
Una de las prioridades es identificar este tipo de mosquito y conocer cómo transmite las enfermedades:
 
• El Aedes Aegypti es negro, sus patas son blancas y negras, habita en las casas y en lugares sombreados y frescos. Se cría en recipientes y objetos que acumulan agua.
 
• Tiene hábitos diurnos y suele picar en las primeras horas del día, hasta media mañana, y al atardecer.
 
• Cuando la hembra se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otra persona, le transmite la enfermedad.
 
Cuidados personales y primeros síntomas
Ante la presencia de mosquitos y para evitar que nos piquen tenemos que aplicar repelente en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa. También es importante usar espirales, pastillas o líquidos repelentes. Y si llegáramos a tener fiebre, dolores musculares, articulares, fatiga, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), erupciones, náuseas o vómitos, todos síntomas que pueden identificarse con las enfermedades que transmite el Aedes Aegypti, tenemos que hacer una consulta médica y no automedicarnos.
 
Fuente: tn.com.ar 9/4/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.