Fiebre amarilla: viajó con su nieto de vacaciones a Brasil, se contagió la enfermedad y murió 13 días después de volver

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

 No se había vacunado

 
Es uno de los dos argentinos fallecidos. Se trata de un jubilado de 69 años que vivía en Lanús. El chico, de 14, no contrajo la enfermedad. Los detalles del caso.
El hombre oriundo de Lanús que falleció por fiebre amarilla tenía 69 años, era jubilado y se contagió en un viaje que hizo a Río de Janeiro entre fines de febrero y principios de marzo, acompañado por su nieto de 14 años. Ninguno de los dos se había vacunado y el chico no presentó síntomas de la enfermedad.
 
La víctima, identificada como Juan Domingo Ievoli, estuvo internada en terapia intensiva del Sanatorio Finochietto de la Ciudad de Buenos Aires y murió el 21 de marzo por la tarde, confirmaron fuentes de la Municipalidad de Lanús a Clarín.
 
​Ievoli viajó a Ilha Grande (Río de Janeiro) del 27 de febrero al 8 de marzo.
“Durante la madrugada del día 9/3/2018 comenzó con fiebre, automedicándose con AINE. El día sábado 10/3/2018 solicita atención en domicilio y el médico que lo atendió sugirió que concurra a un centro de atención para tener la posibilidad de realizar estudios complementarios”, indica un informe elaborado por el jefe de Epidemiología de Lanús, doctor Hernán Blum.
 
A las pocas horas Ievoli fue internado con diagnóstico de “síndrome febril agudo inespecífico” y presentó complicaciones hepáticas, por lo que el lunes 12 quedó internado en terapia intensiva y se le hicieron los análisis que determinaron el contagio de fiebre amarilla. Pese al tratamiento específico, falleció a los pocos días.
 
Como medida de prevención, fumigaron las nueve manzanas que rodean la vivienda de la víctima, en Monte Chingolo.
 
Al confirmarse el caso, como medida de prevención desde el Municipio de Lanús implementaron un operativo de fumigación de las nueve manzanas que rodean la vivienda de la víctima, en Monte Chingolo.
Según las autoridades locales, en la zona no se registraron otros vecinos con cuadros propios de la fiebre amarilla y tampoco presentó síntomas su nieto, que vive con su mamá en Lomas de Zamora.
 
Preocupación y recomendaciones
 
En la Argentina ya se registraron siete casos importados de fiebre amarilla, de los cuales dos fueron mortales: el de Ievoli y el de otro hombre de 69 años de Cipolletti, en Río Negro. Ambos habían viajado a Río de Janeiro sin vacunarse.
 
Según especialistas, no se recomienda la vacunación contra esta enfermedad a mayores de 60 años porque los efectos adversos (fiebre alta y afección hepática entre ellos) pueden resultar peligrosos.
 
"Como está la situación en Brasil, yo creo que los mayores de 60 años no tienen que viajar. Al igual que recomendábamos a las embarazadas que no viajaran durante el brote de zika, con la fiebre amarilla es una situación similar para los mayores de 60", afirmó el doctor Eduardo López, infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez.
 
En Buenos Aires también se dio en los últimos días otro caso grave, de un joven de 24 años que se embarcó en un crucero a Río de Janeiro sin haberse vacunado. A su regreso, presentó síntomas y fue diagnosticado con fiebre amarilla en el Sanatorio Trinidad Mitre. Este joven, oriundo de la localidad bonaerense de Hurlingham, también derivó en un cuadro grave, con falla renal y hepática. Recibió un trasplante de hígado y continúa internado.​
 
“La fiebre amarilla suele evolucionar en forma relativamente favorable, pero cuando se da un cuadro grave, la probabilidad de muerte es alta. Por eso también se debe derivar en forma oportuna”, indicó la doctora Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud.
 
Las áreas de Brasil incluidas en las recomendaciones de vacunación son los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía.
 
Fuente: clarin.com 26/3/2018
Su voto: Nada

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.