El sarampi贸n se dispara por los movimientos anti vacunas en Europa

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Es por los movimientos antivacunas, que desmoronaron las tasas de vacunación y bajaron la inmunidad. Hubo más de 21 mil casos y 35 muertos en 2017.
 
El sarampión se disparó en Europa. Esta enfermedad infecciosa, que afecta especialmente a los chicos y se puede prevenir desde hace décadas gracias a la administración de una vacuna, volvió a irrumpir con fuerza en el último año y llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a dar la voz de alerta.
 
Según datos del organismo internacional, Europa registró 21.315 casos de sarampión en 2017 y un total de 35 muertes. Si tenemos en cuenta que en 2016 sólo se contabilizaron 5.273 casos, el aumento que se produjo en el último año se eleva hasta un 400%.
 
"Más de 20.000 casos de sarampión y 35 vidas perdidas sólo en 2017 es una tragedia que simplemente no podemos aceptar", señala Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa en un comunicado.
 
Una de las causas: el movimiento antivacunas
La región sufrió un grave descenso en las tasas de vacunación debido a factores tales como el descenso en las coberturas de inmunización, la interrupción en los suministros o el auge del movimiento antivacunas.
 
En nuestro país, que también se vio afectado por lo que la OMS califica como "gran brote", se registraron un total de 152 casos. "Cada nueva persona afectada por sarampión en Europa nos recuerda que niños y adultos sin vacunar, independientemente de dónde vivan, están en riesgo de contraer la enfermedad y transmitirla a otros que podrían no estar vacunados", ha apuntado Jakab.
 
La enfermedad estaba destinada a ser erradicada de todo el mundo gracias a la eficacia de la vacuna triple viral, que se administra en niños con un año de edad para combatir el sarampión, la rubeola y las paperas. Sin embargo, las campañas anticiencia emprendidas por los colectivos antivacunas hicieron mella y provocaron que enfermedades como ésta, casi erradicadas, hayan reaparecido en países desarrollados de nuestro entorno.
 
Fuente: tn.com.ar 16/3/2018
Su voto: Nada