Un neurólogo argentino está acusado de violar y manosear a seis pacientes en Nueva York

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Se trata del médico Ricardo Cruciani, quien negó los cargos y pagó un millón de dólares de fianza para quedar en libertad. En noviembre se declaró culpable por delitos similares en Filadelfia
 
Ricardo Cruciani, un reconocido neurólogo argentino que estaba en libertad condicional después de que en 2016 se declarara culpable de abusar sexualmente de varias de sus pacientes en Filadelfia, fue detenido y acusado nuevamente por delitos similares en una corte de Nueva York. En esta oportunidad, el médico negó los cargos y pagó un millón de dólares de fianza para quedar en libertad.
 
La fiscalía del distrito de Manhattan presentó contra Cruciani –especialista en síndromes raros y complicados que causan dolor crónico y debilitante–  16 cargos de violación, acto sexual criminal, intento de violación y abuso sexual agravado en perjuicio de seis mujeres comenzando en 2013, cuando las atendió en el hospital Monte Sinaí en Nueva York.
 
El especialista comenzó a ser investigado por estos casos luego de que una ex paciente lo acusara ante la Justicia a través de una línea telefónica que atiende este tipo de delitos. Según señalaron, el neurólogo las forzaba a que se besaran, las manoseaba y mantenía relaciones sexuales sin consentimiento. En sus declaraciones, las víctimas dijeron que no tenían otra opción que seguir viendo al argentino porque era uno de los pocos médicos que podía tratar las extrañas enfermedades.
 
 
Pero no es la primera vez que Cruciani es acusado de este tipo de delitos. Hace poco menos de un año y medio, se declaró culpable en la ciudad de Filadelfia de abusar de siete mujeres cuando se desempeñaba en el Departamento de Neurología de la Universidad de Drexel. Llegó a un acuerdo, fue condenado a siete años de libertad condicional y se le revocó su licencia médica.
 
"Lo siento mucho si causé algún daño o algún dolor", dijo Cruciani cuando fue condenado. Hoy por los delitos de que se le acusa, puede ser condenado a una década en prisión. En total, más de 17 mujeres en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania se presentaron acusándolo de haber ejercido conducta sexual inapropiada durante al menos 12 años.
 
El hospital Monte Sinaí declaró al canal CBS que estaba "al tanto de los cargos penales presentados por el fiscal del distrito de Manhattan contra Cruciani" y "que fue empleado de esa institución hasta 2014". "Estamos profundamente perturbados por conocer estos cargos y hemos estado trabajando estrechamente con la investigación liderada por la Fiscalía. El hospital está comprometido en asegurar un ambiente seguro para todos los pacientes, profesores, personal, estudiantes, aprendices y visitantes", añadió el sanatorio.
 
Fuente: infobae.com 22/2/2018
Su voto: Nada